Depresión postparto

Depresión postparto

¿Qué es la depresión postparto? y ¿Por qué nos da?

Cuando se es mamá por primera vez, luego del nacimiento del bebé es normal que se desencadene una mezcla de fuertes emociones y sentimientos en la mamá, esto puede causarte desde un gran entusiasmo y alegría así como miedos y ansiedad y todo esto puede generarte una depresión es que muy probable que no la estabas esperando.

Estos cambios de ánimos en las madres primerizas generalmente vienen en llantos, ansiedad, dificultad para dormir y estos se van desarrollando poco a poco luego del parto, generalmente luego del segundo o tercer día luego del parto y pueden llegar a durar hasta dos o tres semanas.

No obstante, esto no es todo, y aunque no nos gusta darte malas noticias mamita, es nuestro deber mantenerse informada de cuáles son los posibles cambios que puedas presentar o si ya lo estás presentado, qué debes hacer al respecto.

Cuando este revoltijo de emociones son muy pronunciadas y con mayor duración es porque haz estado oficialmente a la depresión postparto, sin embargo, también existe un trastorno extremo del estado de ánimo llamado psicosis postparto.

Si bien es cierto, esta depresión no significa un defecto de carácter o debilidad en tu ser, simplemente se trata de una complicación que haz obtenido luego del parto y que para tu tranquilidad se puede colocar en tratamiento para ayudarte a controlar esas emociones que no entiendes y te cuestan controlar.

Síntomas de la depresión postparto:

  • Cambios de humor
  • Ansiedad
  • Tristeza
  • Irritabilidad
  • Sentirse abrumado
  • Llanto
  • Concentración reducida
  • Problemas de apetito
  • Problemas para dormir
  • Estado de ánimo deprimido o cambios de humor graves
  • Llanto excesivo
  • Dificultad para relacionarse con el bebé
  • Aislarse de familiares y amigos
  • Pérdida del apetito o comer mucho más de lo habitual
  • Incapacidad para dormir (insomnio) o dormir demasiado
  • Fatiga abrumadora o pérdida de energía
  • Interés y placer reducidos en las actividades que solías disfrutar
  • Irritabilidad y enojo intensos
  • Miedo a no ser una buena madre
  • Desesperanza
  • Sentimientos de inutilidad, vergüenza, culpa o insuficiencia
  • Disminución de la capacidad de pensar con claridad, concentrarse o tomar decisiones
  • Inquietud
  • Ansiedad grave y ataques de pánico
  • Pensamientos acerca de lastimarte a ti misma o al bebé
  • Pensamientos recurrentes de muerte o suicidio

 

 

Temas: , , , , , , , ,

ejercicios para madres en 10 minutos
Te puede interesar:

Cuidados que debe tener la mamá después del parto