Episiotomía en el parto ¿Qué es, qué hacer y cómo cuidarte?

cicatrización de la episiotomía

Si vas a tener tu primer hijo, habrás escuchado que es común que se lleve a cabo la episiotomía en el parto. Existe una polémica respecto a esta práctica, porque no siempre es necesario hacerla.

¿Qué es la episiotomía en el parto?

Consiste en una técnica quirúrgica relativamente moderna y comenzó a aplicarse para evitar el descenso del aparato genital y el desgarro de la uretra o el ano.

Es entonces, una incisión quirúrgica realizada en el área muscular ubicada entre la vagina y el ano (zona del perine) justo antes del nacimiento para hacer más amplia la apertura vaginal. Puede ser de dos tipos: la primera desde el medio de la vagina hacia abajo en dirección al ano y la segunda desde el medio de la vagina hacia un lado.

La decisión de hacer una episiotomía en el parto depende de cada caso. Se efectúa un corte para abrir más el extremo externo del canal del parto, permitiendo que el bebé salga con mayor facilidad. El ginecólogo, Juan Valdivia, nos explica.

Mamás primerizas

La probabilidad de episiotomía en el parto es más alta en mujeres que no han dado a luz antes. Cuando la mujer sobrepasa los 30 años y es deportista, es mayor aún, ya que los tejidos son más duros.

Polémica en torno a la episiotomía

Hace un tiempo, los obstetras la realizaban de forma rutinaria para facilitar el parto y evitar desgarros vaginales, sobre todo en el primer parto. En ese entonces, se creía que la incisión quirúrgica de una episiotomía sanaría mejor que un desgarro espontáneo. No obstante, en los últimos 20 años, se ha estudiado el tema y se ha refutado esa teoría. Es más, hoy este proceso no se lleva a cabo rutinariamente.

Lo que se ha demostrado es que las mujeres que sufren desgarros espontáneos superficiales se recuperan más rápidamente o en el mismo tiempo, pero con menos problemas. Por ejemplo, la episiotomía aumenta la pérdida de sangre en el parto, produce más dolor y puede tomar más tiempo el reinicio las relaciones sexuales.

Por otro lado, las mujeres a las que se les practica podían tener desgarros importantes en la zona del esfínter anal o en el recto (lo que se conoce como desgarros de tercer o cuarto grado respectivamente). El dolor que esto significa perjudica la recuperación e, incluso, puede afectar los músculos del piso de la pelvis.

También los desgarros del esfínter anal aumentaban el riesgo de incontinencia anal, generando problemas para controlar la defecación o los gases.

¿Cuándo es necesaria entonces una Episiotomía?

Si el parto es con fórceps, ventosa o espátulas, siempre se lleva a cabo la episiotomía.

Para empezar, se comprueba la elasticidad de los tejidos perineales y se evalúa si existe una desproporción entre la cabeza del bebé y el perineo o si hay posibilidad de desgarro. Aún así, muchos profesionales son reticentes a hacerla porque hay desgarros que son menores que la misma episiotomía en el parto.

Si en tu caso:

  • Los latidos del corazón del bebé muestran no tolerar bien los últimos minutos del parto y debe nacer rápidamente.
  • El bebé es muy grande y se requiere más espacio para manipularlo y ayudarlo a salir.
  • El médico necesita espacio para los fórceps que utilizará para ayudar a nacer al bebé.
  • Los tejidos sangran o parece que van a desgarrarse en varios lugares una vez que el bebé asoma la cabeza. En este caso, cortar en un solo lugar evitará desgarros múltiples. Aun así, unos pocos desgarros superficiales son preferibles a una episiotomía.

Tipos de episiotomía

La herida mide entre 1 y 3 centímetros, pudiendo ser central (en vertical, desde la vagina hacia el ano) o mediolateral (desde la vulva hacia un lado u otro del periné, en línea oblicua).

El médico decidirá cuál escisión es más efectiva. Aunque la episiotomía central causa menos hemorragia y tiene una recuperación más rápida, conlleva el riesgo de que se prolongue la herida hacia el recto. Por esta razón, la episiotomía mediolateral es más frecuente, si bien la recuperación es un poco más dolorosa.

¿Hay peligros implicados?

Según los expertos, la cicatriz se cura en unas 2 semanas. Sin embargo, en algunas mujeres se ven complicaciones como por ejemplo, grandes hematomas. Es estos casos hay que drenar y volver a suturar luego del parto. Si el hematoma es superficial, no requiere tratamiento. Otra complicación es que los puntos de sutura puedan infectarse.

Hay quienes alegan que la episiotomía provoca incontinencia urinaria e insatisfacción sexual. Pero los médicos no asocian estos problemas con el procedimiento en sí, sino más bien con el parto y los dolores que éste conlleva. Se recomienda que se retomen las relaciones sexuales luego de esperar un mes, en cualquier caso, para evitar posibles infecciones.

¿Cómo enfrentar la posibilidad de una episiotomía antes del parto?

Habla con tu médico al respecto, consultándole en qué circunstancias realizaría una y cómo podrías evitar desgarros. Es así como la elección de un parto natural respetando los tiempos de dilatación, el no uso de anestesia epidural o muy al final, el uso de masajes perineales y la práctica de ejercicios de Kegel (de la musculatura perineal) pueden favorecer un parto sin episiotomía o con desgarros leves.

¿Cómo se realiza la episiotomía en el parto?

Primero, si estas con anestesia epidural no tendrás dolor, si no el médico te dará una inyección de anestesia local y realizará un corte pequeño en el perineo con unas tijeras quirúrgicas (en ocasiones el perineo está adormecido y afinado por la presión de la cabeza del bebé, por lo que pueden realizarla sin anestesia, llamada episiotomía por presión).

Luego si es necesario te inyectará anestesia local nuevamente para asegurarse de que la zona este anestesiada, para suturar la incisión.

Recuperación

  • Para empezar te pondrán puntos. Como sabrás, se trata de un área muy sensible por lo que habrá molestias durante un tiempo, lo que depende de cada persona y del tamaño de la incisión. A los siete días ya está cicatrizado y el riesgo de infección es muy bajo.
  • Los puntos se reabsorben solos entre diez y quince días.
  • Para aliviar la incomodidad, aplica hielo en el área perineal inmediatamente después del nacimiento y permanentemente las siguientes 12 horas para adormecer el área y reducir la hinchazón.
  • El uso de analgésicos o antinflamatorios contribuyen a disminuir las molestias. Por ser una zona de roce al caminar después del nacimiento se recomienda reposo en cama más prolongado.

Volver a tener relaciones sexuales luego de una episiotomía

Deberías estar sin problemas al mes y medio luego del parto. Así que, si tienes la autorización del médico y te sientes bien, puedes retomar tu actividad sexual. Ten en cuenta que al principio puedes sentir molestias y rigidez.

La lactancia es un periodo de respuesta sexual variable de una mujer a otra. Es así como en algunas se produce una baja importante y en otras no.

Debe mantenerse una buena comunicación en este sentido, pues las condiciones físicas en la mujer han cambiado y la mayoría tiene una disminución de la lubricación por la disminución de los niveles de estrógeno, por lo que es útil usar un lubricante soluble en agua todo el tiempo que creas necesario.

¿Cómo deben ser los cuidados tras una Episiotomía?

Carolina Silva. Kinesiologa especialista en Rehabilitación Pelviperineal nos comenta sobre los cuidados a considerar tras una episiotomía.

Esta incisión abarca la piel y musculatura perineal como también, parte de la mucosa vaginal y es suturada con un material que el propio cuerpo reabsorbe o se cae solo, por lo cual no es necesario retirarlo. La cicatrización de la episiotomía es diferente para cada mujer, sin embargo, el periodo de cicatrización demora aproximadamente de 4 a 6 semanas.

Durante los días siguientes es importante tener algunos cuidados básicos que favorecerán una buena cicatrización de la episiotomía y la disminución de molestias o complicaciones. Para empezar, se debe observar a diario la cicatriz de la episiotomía ubicando un espejo en medio de las piernas y de esta forma apreciar los cambios en la zona, la coloración, el estado de los puntos, etc.

Puede que en estos días el periné y específicamente la zona de la episiotomía se encuentren un poco inflamados, por lo cual es provechoso aplicar hielo en la zona durante 5 minutos 3 veces al día. El hielo debe estar dentro de una bolsa plástica y envuelto en un paño seco para no mojar los puntos y evitar quemazón.

Para la cicatrización de la episiotomía es importante la higiene

Lavar la zona todos los días con agua. Si se desea usar jabón o gel de ducha, éste deberá ser de pH neutro para no alterar la barrera natural de la piel ya que puede conllevar a infecciones vaginales. No se debe olvidar enjuagar abundantemente la zona para que no queden residuos que pudieran producir irritación.

El secado de la zona debe realizarse cuidadosamente, siempre con una toalla limpia y seca, con pequeños toques y evitando el arrastre de la toalla para no tirar de los puntos.

Cada vez que se realice una micción o deposición, con las manos previamente lavadas, debe limpiarse con papel higiénico realizando toques, no arrastre y siempre desde la vagina hacia el ano para no llevar las bacterias del ano a la vagina que podrían producir infecciones.

Se recomienda usar ropa interior de algodón, evitando el uso de lycras, encajes y calzones de tipo colaless ya que el constante roce con estas fibras, podrían causar irritación y tirar de los puntos.

Además se debe favorecer la ventilación de la zona, exponiendo el área genital al aire libre por ejemplo después de tomar la ducha matutina para permitir que los puntos sequen naturalmente.

No es recomendable utilizar el aire del secador sobre la cicatriz de la episiotomía ya que los puntos pueden quedar demasiado tirantes, provocando grandes molestias en la zona. Sólo en caso de que el proceso de cicatrización esté tomando mucho tiempo, puede utilizarse con aire frío.

LA molestia al sentarse

La mayor molestia durante la cicatrización de la episiotomía se presenta al sentarse, por lo tanto, se recomienda hacerlo sobre una superficie plana y rígida ya que las superficies blandas o muy acolchadas se hunden y pueden provocar que los puntos se abran. Es por esto que NO es recomendado sentarse sobre flotadores ni cojines en forma de anillo.

Para evitar incomodidad durante las transiciones parado-sentado-parado (bípedo-sedente-bípedo) se recomienda contraer los glúteos hasta reposar cómodamente sobre la superficie o alcanzar por completo la posición de pie y luego relajar lentamente.

Esto evitará la distensión de los puntos durante las transiciones. Cuando los puntos se caigan y la herida haya cicatrizado completamente, se puede masajear la cicatriz con un poco de crema o aceite de bebé para mantener las fibras de colágeno ordenadas y evitar cicatrices hipertróficas o protuberantes que pudieran causar molestias por ejemplo durante las relaciones sexuales. Este tipo de masaje puede ser enseñado a la mujer o a su pareja, por un profesional especializado en Rehabilitación Pelviperineal.

¿Pueden abrirse los puntos de episiotomía?

Es importante cuidar los puntos de la episiotomía en el parto, ya que, aunque es poco probable que puedan abrirse o deshacerse, en algunos casos puede suceder y de ser así no podrán ser suturados de nuevo, solo debe dejarse que cierre la herida. Esto puede durar entre sesenta y noventas días.

En el caso que sientas que tienes un agujero en la herida de la episiotomía, es muy probable que sea porque se te ha abierto uno o varios puntos, es entonces cuando debes seguir las siguientes recomendaciones:

  • Si tienes la posibilidad de ver la herida usando un espejo, presta mucha atención si solo se trata de un punto, de ser así el agujero es pequeño y este puede ir cerrándose en los días siguientes, así que mantén la calma. Si tu médico te ha recomendado alguna crema o solución cicatrizante puedes seguir usándola hasta que la herida haya sanado completamente.
  • Si observas que aparte del agujero también se están abriendo las zonas colindantes de la herida, tienes que pedir una cita con tu médico y este te indicará que hacer ante esta situación.

Ahora bien, si tus puntos de la episiotomía se encuentran en buen estado es importante que les tengas un buen cuidado para evitar que puedan abrirse


etapa del alumbramiento
Te puede interesar:

En qué consiste la etapa del alumbramiento