¿Estoy lista para tener al bebé?

Señales de parto

Aunque lo normal es que un bebé nazca entre las 38 y 41 semanas, en un 9% de los casos el parto puede ser prematuro, es decir, antes de la semana 38. ¿Podrás reconocer las señales de un parto inminente? Te contamos algunas de ellas para que estés preparada.

Equipo Periodístico Facemamá

El bebé se encajó

Unas 2 o 3 semanas antes del parto (en algunos casos en el mismo día) el bebé se colocará en una posición adecuada para salir. Te darás cuenta porque tu vientre bajará, respirarás mejor y sentirás presión en la pelvis, por lo que tendrás ganas de ir al baño más frecuentemente. El médico te confirmará si tu bebé se ha encajado.

Empezaron las contracciones

Algunas contracciones se sienten unas semanas antes del parto. No son tan intensas y son cortas e irregulares. Se trata de las contracciones de Braxton Hicks y dan cuenta de que se acerca el parto, pero no necesariamente que ocurra ese mismo día. Con estas contracciones se borra el cuello uterino, el que va ablandándose y ensanchándose. No te alarmes; relájate y coméntale a tu ginecólogo para que te monitoree.

Por otra parte, las contracciones de parto son más regulares y se intensifican cada vez más. Al principio sentirás un dolor como el de tu periodo menstrual, y luego se harán más fuertes. El intervalo de tiempo se acortará hasta que se produzcan aproximadamente cada 10 minutos y duren unos 30 segundos.

Rompiste aguas

Esta señal es de un parto inminente. Así que si rompiste aguas, toma tu bolso y avísale a alguien para que te lleve al hospital. Aunque no experimentes molestias, no conduzcas. Si no tienes quién te lleve, pide un taxi.

Si las aguas son de color oscuro o si son muy tempranas, ve a urgencias.

Podría suceder que confundas esta situación con un flujo abundante. De todos modos, es bueno ir al médico si tienes la duda.

El parto puede ser más largo si ha empezado rompiendo aguas. Ten presente que la dilatación también toma su tiempo y pueden pasar algunas horas o incluso un día. Ármate de paciencia y sigue las recomendaciones de los médicos.

 Expulsaste el tapón mucoso

Previo al parto –horas o días– botarás el tapón mucoso. Esto ocurre gracias a las contracciones preparatorias. EL tapón consiste en una sustancia gelatinosa y blanquecina que servía para aislar al bebé de posibles infecciones.

Muchas mujeres no se dan cuenta de que lo pierden, pero si lo notas, es normal.

Algunas sugerencias para recibir ese día:

  • Prepara un bolso con las cosas que necesites para el bebé y para ti una vez que estés en el hospital. Empaca los documentos necesarios.
  • Mantente depilada y quítate el esmalte de uñas, ya que es necesario removerlo antes del parto.
  • Incluye en tu dieta alimentos ricos en hierro y calcio.
  • Toma harta agua y preocúpate de ponerte cremas hidratantes.

 


Maniobra de Hamilton en embarazadas
Te puede interesar:

Maniobra de Hamilton en embarazadas