Medicamentos para el dolor durante el trabajo de parto

dolor durante el trabajo de parto

Se puede usar una variedad de medicamentos para el dolor durante el trabajo de parto y el parto, según la situación. Muchas mujeres confían en estos medicamentos, y puede ser un gran alivio cuando el dolor durante el trabajo de parto se alivia rápidamente y la energía puede concentrarse en superar las contracciones. Habla con tu proveedor de atención médica sobre los riesgos y beneficios de cada tipo de medicamento.

Dolor durante el trabajo de parto ¿Cómo aliviarlos?

  • Analgésicos

Los analgésicos alivian el dolor durante el trabajo de parto, pero no lo entumecen por completo. No afectan la sensación ni el movimiento muscular. Se les puede dar de muchas maneras. Si se administran por vía intravenosa (a través de una vía intravenosa en una vena) o mediante una inyección en un músculo, pueden afectar todo el cuerpo. Estos medicamentos pueden causar efectos secundarios en la madre, como somnolencia y náuseas. También pueden tener efectos en el bebé.

  • Anestesia regional

Esto es lo que piensan la mayoría de las mujeres cuando consideran medicamentos para el dolor durante el trabajo de parto. Al bloquear la sensación de regiones específicas del cuerpo, estos métodos pueden usarse para aliviar el dolor tanto en partos vaginales como en cesáreas.

  • Las epidurales

Una forma de anestesia local, alivian la mayor parte del dolor de todo el cuerpo debajo del ombligo, incluidas las paredes vaginales, durante el trabajo de parto y el parto. Una epidural involucra medicamentos administrados por un anestesiólogo a través de un catéter delgado en forma de tubo que se inserta en la zona lumbar de la mujer. La cantidad de medicamento puede aumentarse o disminuirse según las necesidades de una mujer. Muy poca medicina llega al bebé, por lo que generalmente no hay efectos en el bebé por este método de alivio del dolor.

Las epidurales tienen algunos inconvenientes: pueden hacer que baje la presión sanguínea de una mujer y dificultar el orinar. También pueden causar picazón, náuseas y dolores de cabeza en la madre. Los riesgos para el bebé son mínimos, pero incluyen problemas causados ​​por la presión arterial baja en la madre.

  • Tranquilizantes

Estos medicamentos no alivian el dolor, pero pueden ayudar a calmar y relajar a las mujeres que están muy ansiosas. A veces se usan junto con analgésicos. Estos medicamentos pueden tener efectos tanto en la madre como en el bebé, y no se usan con frecuencia. También pueden dificultar que las mujeres recuerden los detalles del nacimiento. Discute los riesgos de los tranquilizantes con tu médico.

Temas: , ,

Te puede interesar:

Duración del parto