Parto con anestesia: Epidural

Anestesia epidural

El miedo al dolor puede convertirse para muchas mujeres en un inseparable pensamiento durante el último trimestre de embarazo. Tener que elegir entre un parto natural o con anestesia puede llevar un poco de tiempo, pero con la información necesarias podrás tomar esta decisión sin problemas. Conoce las ventajas y desventajas de utilizar anestesia epidural en el proceso de parto.

Anestesia epidural

La anestesia epidural permite mantener la lucidez de la madre, aunque puede disminuir parcialmente su poder de colaboración debido a que pierde el control de la mitad inferior de su cuerpo. En la actualidad se utiliza la anestesia peridural continua, que permite la permanente administración del anestésico, en poca cantidad, a medida que disminuye su efecto.

Ventajas de usar la epidural

  • Es un calmante muy efectivo que puede utilizarse durante todo el parto (aunque por regla general no te la pondrán hasta que ya lleves varios centímetros de dilatación).
  • El anestesista puede controlar los efectos regulando el tipo, la cantidad y la intensidad de la medicación. Esto es importante porque a medida que progresa el parto y el bebé desciende, la dosis que administraron podría perder efecto, o de pronto, la madre podría sufrir dolor en otra área.
  • Como el efecto de la medicación es local, estarás despierta y alerta durante el parto y el alumbramiento. Y, al no sentir dolor, podrás descansar si lo deseas mientras el cuello del útero se dilata. Como resultado, tal vez tengas más energía cuando llegue el momento de pujar.
  • A diferencia de los narcóticos generales, sólo una pequeña cantidad de la medicación llega al bebé.
  • Una vez que se coloca la epidural, se puede utilizar para dar anestesia en caso de necesitar una cesárea o si van a ligar las trompas después del parto.

Desventajas

  • Su aplicación implica que tu parto será manipulado médicamente desde el inicio.
  • Existe la posibilidad de dolor de cabeza después de la anestesia.
  • El dolor de cabeza puede durar unas cuantas horas después del nacimiento.
  • Incrementa las probabilidades de un parto con fórceps.

Una dosis para cada mujer

La dosis de cualquier medicamento que se utilice para calmar el dolor va variando conforme avanza el trabajo de parto, ya que las estructuras comprometidas en la génesis del dolor van cambiando.

3 Datos acerca de la epidural

  1. Tiene que permanecer en una posición incómoda entre 10 y 15 minutos mientras colocan la epidural y esperar otros cinco a veinte minutos hasta que el efecto sea completo. Sin embargo, esto es un inconveniente menor cuando el beneficio que se obtiene es de horas sin dolor.
  2. Según el tipo y la cantidad de medicación que recibas, puedes perder un poco de sensación en las piernas y no ser capaz de ponerte de pie. En algunos casos, particularmente al comienzo del parto, se precisa muy poca anestesia para aliviar el dolor, de manera que podrás conservar la fuerza y la sensación habitual en las piernas y moverte sin dificultad.
  3. Puede bajar el ritmo del parto, por lo que tal vez necesites occitocina (medicamento que estimula las contracciones) para recuperarlo.
Temas: , ,

Relacionados

etapas del trabajo de parto
Te puede interesar:

Trabajo de parto: ¿Qué experimenta la mujer?