Huevos de Pascua

huevos-de-Pascua

El domingo de Resurrección trae consigo la llegada de los huevitos de chocolate, por lo que es importante tener presente que los niños consuman estas golosinas de forma prudente.

Experto: Ximena Díaz, nutricionista de Clínica Indisa

Todos los años se celebra la Pascua de Resurrección, que además de tener un significado religioso, ilusiona a los más pequeños, quienes esperan con ansias la llegada del Conejo de Pascua. Ciertamente los niños disfrutan con el rico sabor de los huevitos de chocolate, pero hay que tener cuidado con la cantidad de calorías que consumen y los posibles problemas estomacales que puede provocar una ingesta excesiva de esta golosina.

 Esto porque es un hecho innegable que en las festividades de Semana Santa se incrementa el consumo de chocolates entre los niños. Por eso es importante seleccionar productos que tengan cacao en su estado más puro, como el chocolate amargo, y no aquellos hechos con manteca vegetal que consumidos en exceso, pueden causar varias alteraciones estomacales.

El chocolate, como sustancia, es beneficioso para el organismo y diversos estudios han demostrado su efecto estimulante asociado a estados de ánimos positivos; bienestar, alegría, relajo e incluso sensaciones similares a la felicidad y enamoramiento. Sin embargo, lo que actualmente encontramos en el mercado, no es cacao en su estado más puro, sino muchas veces manteca vegetal con sabor a cacao. Dicho de otra manera, grasa con sabor a chocolate excedida en azúcar.

Si a ello sumamos un consumo excesivo como el que se genera en estas festividades, existe la posibilidad real de que se produzcan varias alteraciones digestivas y molestias estomacales, con el consiguiente aumento de peso.

Por ello, la nutricionista de Clínica Indisa, Ximena Díaz Torrente, comparte las siguientes recomendaciones para disfrutar de manera saludable este alimento y equilibrar los aspectos positivos y negativos de este producto a la hora de repartir «los huevitos».

Tips

  • En el etiquetado debe especificar la cantidad de cacao, siendo la recomendable entre un 60 y un 70%. Todo producto debe tener la información nutricional visible.
  • Cada huevito aporta en promedio 50 Kcal, lo que es equivalente a estar consumiendo 3 cucharaditas de azúcar aproximadamente. Por lo tanto, se deben consumir con precaución y preferir aquellos que utilicen un sustituto del azúcar (sucralosa o estevia).
  • Preferir el chocolate amargo, pues garantiza más porcentaje de cacao y menos proporción de azúcar.
  • Los niños podrían consumir entre 3 a 4 huevitos al día.
  • Se recomienda parcializar el consumo de huevitos durante la semana, debe parcializar su consumo durante los días de semana santa ya que el exceso de chocolate en un lapso breve de tiempo, puede provocar estreñimiento, gases, gastritis, problemas al colón y aumento de peso.
  • Si existe alguna patología asociada, como obesidad o diabetes, se recomienda consultar al médico tratante y acudir a chocolaterías especializadas que tengan productos sin azúcar.

Comparta estos consejos para disfrutar la alegría de las fiestas en familia, sin descuidar la salud de los más pequeños.

Consumo de chocolate sugerido

  • Niño Saludable: No más de 30 gramos por vez
  • Niño con sobrepeso u obesidad: 1 vez al mes, 40 gramos, como máximo

Albóndigas de pescado y berenjena
Te puede interesar:

Receta: albóndigas para los más pequeños de la casa