Meriendas de verano

meriendas de verano

Cuando el calor se hace presente, muchas familias buscan alternativas para refrescarse durante el día, como ir a la playa o a la piscina. Además de refrescarse aprovechan la oportunidad para disfrutar de un emocionante paseo familiar en el que comparte de juegos, tiempo juntos y lo más importante de un comida deliciosa.

Pero no solo las comidas son buenas sino que también se debe contar con meriendas que les permitan a los niños esperar calmadamente la hora de la siguiente comida.

A continuación se presentará algunas opciones que puedes considerar para preparar una buena merienda de verano que además de deliciosas pueden ser refrescantes y nutritivas:

  • Batido de sandia: para la preparación de este necesitaras sandia, hielo y agua. Licua todos los ingredientes previamente picados y sirve en un vaso, esta bebida es súper refrescante y deliciosa, ideal para una merienda de verano.
  • Sándwich: En el verano esta es una buena opción para ser consumido tanto en casa como fuera de ella, prepáralo con jamón, queso u otro ingrediente de tu preferencia y la de tu hijo.
  • Brownie: Los niños los aman por ser muy deliciosos, intenta prepararle esto para la merienda usando huevo, harina, azúcar, cacao, levadura, leche y aceite. Mezcla bien todos los ingredientes en un bol y llévalos al horno o al microondas para que se cocinen, después de estar listos deja que se enfríen y sírvelos a tus hijos.
  • Bizcocho: otra idea para la merienda es preparar un bizcocho tradicional a tus hijos, el cual disfrutaran al máximo en el lugar que se encuentren.
  • Ensalada de frutas frescas: Lava y pica en trocitos diferentes frutas que les gusten a todos los integrantes de la familia y que además sean refrescantes como el mango, la sandia, el albaricoque, entre otros, mézclalos y sirve a todos una rica y colorida ensalada de frutas.
  • Helados caseros: En casa y con ayuda de tus hijos puedes preparar deliciosos helados que además de refrescar a todos serán una buena opción a la hora de la merienda. Para esto solo necesitas tener algún jugo de frutas refrescante, un molde de helado y paletas para los mismos, vierte en el molde el jugo y coloca en un extremo la paleta, llévalos al refrigerador hasta que se endurezcan, desmóldalos y sirve a todos.

Considera estas prácticas y ricas opciones para la merienda de tu familia y se mantendrán frescos en el verano.



Relacionados

merienda saludable para niños
Te puede interesar:

Rica y saludable merienda para niños