¿Los alimentos congelados son buenos para los niños?

Anteriormente, se creía que los alimentos frescos eran mejor opción para los niños que los congelados, pero actualmente no se piensa lo mismo, puesto que en muchas ocasiones al comprar alimentos frescos no son consumidos al instante sino unos días después, lo que ocasiona que pierdan más propiedades que si los compras congelados.

Tal es el caso de las verduras y hortalizas, pues al momento de ser compradas, estas ya han estado algunos días en el mercado y durante ellos los factores ambientales como el aire, el calor y la luz han causado la destrucción su vitamina C, el ácido fólico y otros nutrientes y es por ello que se considera mejor opción la compra de alimentos congelados.

Estos alimentos son una alternativa muy sana para la buena alimentación de tus hijos, pues el mantenerse congelados evita la reproducción de microorganismos, ayudando así a mantener casi  las propiedades nutritivas de los mismos.

Ahora bien, es importante saber que aunque los alimentos congelados son tan nutritivos que los frescos, no pueden ser lo único que coman tus hijos, el consumo de ellos debe ser de manera adecuada y racional. Por ellos se presentan a continuación algunas recomendaciones que puedes tomar en cuenta al momento de comprar y consumir dichos alimentos:

  • Al momento de realizar tus compras deja de últimos los congelados, así no permanecerán tanto tiempo fuera del congelador y al llegar a casa refrigéralos de inmediato par que se conserven en buen estado.
  • Al comprar un producto congelado asegúrate que está en buen estado, es decir, que no esté roto, aplastado y sucio. Verifica que presente una etiqueta con la fecha de caducidad, la forma de elaboración, entre otros.
  • Si por algún motivo el alimento que compraste no llega congelado a tu casa, déjalo en la parte baja de la nevera y consúmelo durante las 24 horas siguientes, pero no vuelvas a congelarlo pues puede que haya perdido lagunas vitaminas y nutrientes, además de sabor y textura provocando así que tus hijos los rechacen.
  • Al momento de prepararlos debes considerar las instrucciones que vienen en la etiqueta indicadas por el fabricante del producto.
Temas: , ,

Niño de 31 meses
Te puede interesar:

Gastroenteritis en niños