Un adolescente deprimido en casa… lo que se debe evitar

Adolescente

Los cambios de humor son muy frecuentes en los jóvenes, debido a la acción de las hormonas y a todos los cambios físicos que experimentan. A veces, pareciera que el adolescente está en una montaña rusa de emociones. Pero la depresión es algo mucho más grave y requiere atención inmediata.

 

Si percibes que el joven ha cambiado, que está más triste o ya no se comporta como antes, debes ver cómo ayudarle, sin pensar que es una fase temporal o que se le pasará solo. Evita lo siguiente:

 

  1. Pensar que su actitud es normal

Como mamá o papá, conocen a su hijo, y si ven que se comporta extrañamente, está lejos de ser algo normal. Debes interesarte por lo que le pasa, tratar de llegar a su corazón para que se comunique contigo y puedas descubrir cómo ayudarlo.

Aunque en ocasiones los adolescentes demuestran ser muy volubles, en ningún caso el no querer vivir o no tener ganas de nada es normal. Esos sentimientos generalmente afectan toda su vida.

 

  1. Pensar que se le pasará espontáneamente

Es imprescindible solicitar ayuda profesional sin demora. Puedes hablar con un médico sobre lo que ves en tu hijo, para que lo derive a un terapeuta.

Si se trata de una depresión, se requiere un tratamiento psicológico, el cual se debe seguir al pie de la letra. Por otra parte, si tu hijo sufre una crisis emocional, acude a urgencias. Si escuchas algún comentario suicida o de perjuicio hacia su persona es un indicio de que se necesita atención inmediata. Siempre es mejor prevenir que curar una consecuencia lamentable.

 

  1. Pensar que es mejor dejarlo solo

Aunque él te grite que lo dejes solo o en paz, en realidad lo que implora es tu protección. Lo que más necesita tu hijo en estos momentos es la guía y el apoyo amoroso de sus padres. Para salir de la depresión se necesita un estilo de vida saludable, por lo que debes estar ahí para asegurarte de que coma bien, duerma lo necesario y haga actividad física.

Como padres pueden guiarlo para interactuar con los demás adecuadamente. Es todo un desafío, pero si lo acompañan en este proceso, saldrá adelante con el tiempo.

 


Pataletas en niños
Te puede interesar:

Cómo educar a nuestros hijos sin gritarlos