Trabajo y maternidad: ¿Cómo ligar los dos roles sin problemas?

Trabajo y maternidad

Es cierto que el dinero no lo es todo, pero es muy necesario para vivir y sobre todo, para mantener a un hijo. Por lo tanto, al trabajar el estado maternal de la mujer, puede verse afectado.

Ser mamá es el sueño que tienen la mayoría de las mujeres. Por tal motivo, cuando la mujer supera la barrera de los treinta años, surge en ella, una verdadera alarma, toda vez que el tiempo sigue transcurriendo y aún no se concreta tan hermoso sueño. En esta etapa, la mujer se organizará muy bien para llevar a cabo este proyecto. Aunque si trabaja, esto le ayudará en cuanto a lo económico, pero le quitará bastante de su tiempo.

Elegir entre trabajar y ser madre

La vida de la mujer profesional es una gran valla a superar. Por un lado, debe profesionalizarse, porque así se lo exige el exitismo imperante en la sociedad y por otro lado, su rol de madre, está ahí, esperando.

Los costos para la carrera profesional

Este miedo es justificado, puesto que si la mujer se embaraza, tendrá que ausentarse por un tiempo de su trabajo. Tal situación obliga a que su empleador consiga a otra persona para que la reemplace durante este período.

Esta medida implica un gasto adicional para la empresa y genera un conflicto, puesto que lo relevante para ésta es tener la menor cantidad posible de costos. Además de los descansos permitidos, eventualmente, la actual mamá puede enfermarse, por tanto, la empresa tendrá que seguir con los servicios de otra persona.

Puede ocurrir, por supuesto, que el empleador no contrate a nadie para reemplazar el puesto de la trabajadora ausente. En este caso, de igual forma se genera un problema, toda vez que produce un sobrecargo de labores, para el resto de los trabajadores. Lo que podría traducirse en un clima de constante e incómoda tensión. Lo que puede resultar perjudicial, incluso, para el rendimiento del negocio en general.

 

 

El deseo de transformarse en madre es más fuerte

Existen mujeres que a pesar de todo deciden hacer su sueño realidad y se convierten en mamás. Muchas veces podrá provocar un conflicto con su pareja, puesto que ambos desean surgir en cuanto a lo económico; sin embargo, la decisión está tomada y en realidad es la mejor decisión.

Evidentemente es importante esta decisión, porque la mayoría de estas mujeres querrá sólo dedicarse a su hijo durante los primeros años de su vida. El que lo haga, es tremendamente importante para generar un vínculo con el pequeño.

Recomendaciones

  • Es importante que las parejas planifiquen detalladamente la llegada de un bebé.
  • La madre debe hablar con anterioridad sobre su idea de concebir en el trabajo.
  • Tener un trabajo y ser madre puede parecer difícil pero si las futuras mamás se encargan de amoldar su trabajo con la maternidad podrá ser un poco más fácil.
Temas: , ,

aprender
Te puede interesar:

Cómo aprovechar las vacaciones para aprender