Trabajo y embarazo

Si tu embarazo es normal, entonces no hay problemas para que desarrolles tus actividades laborales. Lo único que debes hacer es preguntarle a tu médico y tomar unas sencillas medidas para proteger a tu bebé.

Experto: Eric Fritz, obstetra de Clínica Antofagasta

Es muy positivo trabajar durante el embarazo, siempre y cuando tus labores no sean peligrosas o representen problemas para el correcto desarrollo de tu bebé. El trabajo mantiene tu mente activa y conserva tu estado físico. Además, está comprobado que durante este período aumenta tu productividad, porque te sientes apoyada y protegida por tus compañeros de labores.

Una vez que confirmes tu embarazo con el médico, puedes contarlo en tu lugar de trabajo y recibir todas las felicitaciones por el bebé. Sin embargo, debes avisar de manera formal tu estado a un jefe o un supervisor, mostrar el certificado que lo acredite y dar la fecha posible del parto.

A pesar de que mantendrás tu mente y tu estado físico, no debes olvidar tomar las cosas con calma. Es probable que los malestares típicos del embarazo también te afecten en tu lugar de trabajo, por lo que no debes forzarte más de la cuenta. Debes disfrutar al máximo esta etapa, y no te compliques si debes pedir ayuda a tus compañeros.

“La mujer embarazada puede desempeñar prácticamente cualquier trabajo, pero se recomienda que lo haga de manera pausada y tranquila, tratando de disminuir al máximo el estrés físico y emocional. En general se deben evitar aquellos trabajos que representen un esfuerzo físico exagerado, aquellos que requieran de contacto con sustancias tóxicas o radiaciones, y aquellos que requieran la permanencia en altitudes extremas, explica el doctor Eric Fritz, obstetra del Departamento de Obstetricia y Ginecología de Clínica Antofagasta.

El especialista agrega que, “el buceo, los deportes extremos, la permanencia en lugares para fumadores, estar mucho tiempo de pie, conducir automóviles o maquinaria pesada en la segunda mitad de la gestación y el uso de químicos o solventes tóxicos, son algunos ejemplos de actividades que se deben evitar durante el embarazo”.

Si sientes que los cambios emocionales -producto de las hormonas y las sensaciones que provoca tu nuevo estado- te afectan demasiado en el trabajo, puedes seguir los siguientes consejos:

  • Si algo no te gusta, te molesta o no te sientes apoyada, díselo a tu compañero de trabajo con mucha calma y siempre sin rabia, pues eso le hace mal al bebé.
  • Si en ocasiones no quieres, o no puedes realizar alguna labor, pide que otra persona lo realice.
  • Date unos momentos durante el trabajo para sentir a tu bebé y estar en contacto con él.
  • Si tu experiencia laboral representa un riesgo para tu embarazo, debes hablar con tu jefe y pedir un cambio de tareas. Ya que si no te sientes protegida, bajará tu productividad y eficacia.

Algunos tips que no debes olvidar para trabajar y llevar tu embarazo tranquila:

  • Toma a diario pequeños descansos de 10 ó 15 minutos. Serán de gran ayuda para relajarte y comunicarte con tu bebé para estimularlo.
  • No olvides tomar muchos líquidos y una comida sana cada cuatro horas.
  • Usa ropa y zapatos cómodos para ti, recuerda que tus piernas se hinchan con mayor facilidad.
  • Si en tu trabajo debes permanecer sentada mucho tiempo, usa medias que permitan la circulación, convérsalo con tu médico.
  • Debes caminar unos minutos al día, cambia tus hábitos sedentarios de tomar auto para ir a todas partes, si es cerca anda caminando.
  • Si tus pies no llegan al piso, pon un banquillo para que puedas apoyarlos, si están muy hinchados mantenlos lo más elevados posible, ideal en posición horizontal.
  • Preocúpate de que tu silla sea cómoda, recuerda que las embarazadas sufren de molestias en la espalda y los dolores pueden resultar muy fuertes si no te cuidas, recuerda que todo afectará a tu bebé en gestación.
  • Es importante que no trabajes en lugares contaminados o donde se fuma. Si esto sucede, ventila varias veces al día y pídele a tus compañeros que lo eviten.
  • Si cuando terminas el trabajo estás agotada, puedes realizar algún ejercicio de bajo impacto como natación o yoga. ¡O simplemente disfruta de descansar!

Importante saber: en Chile, son 6 semanas de prenatal y 12 semanas de postnatal, así es que ¡disfrútalas!

Recuerda que debes preparar el ajuar o bolso para ir a la clínica u hospital, desde el mes 8, así tendrás todo listo para la llegada de tu pequeño.


ejercicios
Te puede interesar:

Los ejercicios recomendados para mujeres embarazadas