¿Existe el «síndrome» del hijo del medio?

Síndrome del hijo del medio

Todos los niños son completamente diferentes, porque desarrollan conductas y habilidades diferentes, pero cuando nos referimos a los hijos «del medio», especialistas indican que su personalidad puede reflejar inseguridad ya que no saben si adoptar comportamientos del hermano mayor o menor.

Síndrome del hijo del medio

No ocurre en todos los casos, sin embargo, psicólogos en desarrollo infantil y terapeutas familiares han decidido llamar «síndrome del hijo del medio» cuando dentro del núcleo familiar, los padres prestan mayor atención al primer hijo o al último; por ser el más pequeño, dejando a un lado al segundo hijo.

Cuando el hijo del medio siente que sus padres no le prestan atención, llegan a sentirse menos queridos y es trabajo de los padres aminorar este sentimiento de frustración antes que llegue a traer consecuencias severas en el desarrollo conductual del niño.

Para atraer la atención de los padres, los hijos del medio pueden adoptar dos tipos de conductas totalmente diferentes:

  • Se vuelven niños tímidos e introvertidos.
  • Llegan a ser rebeldes y desobedientes. 

Características observables

  • Cuando un niño se siente poco atendido o querido buscará alternativas para llamar la atención de sus padres.
  • Se inclinará por amistades o personas extrañas que lo hagan sentir valorado.
  • Adoptan conductas que lo hagan sentir «aceptado» dentro de un grupo.
  • No miden las consecuencias de sus actos o comportamientos.
  • Algunos se vuelven agresivos con sus padres y hermanos.
  • Luchan incansablemente para destacarse y sobresalir.

¿Lo positivo de ser el hijo del medio?

Indica la psicóloga de la Clínica TabancuraElizabeth Cerda que, “estos niños se caracterizarían por crecer sin la presión que se ejerce sobre el hijo mayor y sin la excesiva protección que se da al menor del hogar”. Esto quiere decir, que el desarrollo de estos niños es aún más independiente y tienen una visión de la vida más clara, llegan a ser autónomas y toman decisiones certeras.

¿Qué debemos hacer los padres?

  • Permitirles un tiempo exclusivo al hijo del medio.
  • Realzar sus logros.
  • Evitar criticarlo o compararlo.
  • Dejar claro que no existen preferencias o diferencias entre ellos.
  • Prevenir las peleas y discusiones entre hermanos.
Temas: , , ,

edad del no en los niños
Te puede interesar:

Edad del ¡no quiero! en los niños