Juegos de antaño: ¿Cómo favorecen los juegos tradicionales a la obesidad?

Juegos tradicionales

En la actualidad los juegos tecnológicos (Tablet, Ds, Wii) se han apoderado de nuestros hijos. Recuperar los juegos de antaño, con los que los niños corrían, se desplazaban de un lugar a otro, es uno de las medidas que los padres de familia, hoy día podrían aplicar para combatir problemas de sobrepeso y obesidad en los niños.

La presencia de las nuevas tecnologías en la vida de los más pequeños de la casa, han hecho que los padres y profesores, incluso psicólogos se preocupen por los cambios que se han ido produciendo en la manera en que los niños juegan, aprenden y desarrollan.

Los mejores regalos

Lo que los hijos le pedían a sus padres aproximadamente 15 años atrás:

  • Permiso para salir a jugar a la calle, pues esta era su máxima aspiración y la mejor manera de disfrutar con los amigos.
  • Los regalos más soñados eran una pelota, una cometa, metras (canicas) o trompos.

Esto era poco para la diversión y los diferentes juegos que podía inventarse un niño para disfrutar, y es que estos juegos no solo aportaban a la diversión, sino también a las destrezas motoras del niño. Además algunos especialistas aseguran que, los juegos de antaño ayudan a prevenir la obesidad infantil.

¿Cómo favorece los juegos de antaño a la obesidad?

Cada vez son más los estudios que hablan de sedentarismo en los niños y sumado a unos malos hábitos alimenticios y la forma tecnológica de jugar, hacen que cada vez haya más obesidad infantil sin medir riesgos a futuro.

Los juegos de antaño pueden ayudar a disminuir y prevenir considerablemente la obesidad infantil. Con las actividades tradicionales se hace ejercicio físico, se corre, se salta y se baila, adquiriendo así, más fuerza muscular y coordinación; ayudando al cuerpo a quemar las calorías que no necesita.

Por medio del juego se descarga energía física, aumenta la flexibilidad y agilidad, se aumenta la resistencia aeróbica y anaeróbica en juegos de carreras, saltos y lanzamientos, además, fisiológicamente se desarrollan y fortalecen músculos y extremidades.

Tres beneficios de los juegos de antaño

  • Aporta sentido rítmico al cuerpo, a través de muchos juegos, danzas o bailes el pequeño se relaciona con las pausas asociadas a los movimientos.
  • No hace falta tener un juguete muy costoso. Los juegos desarrollan el uso del propio cuerpo o de los elementos que nos ofrece la naturaleza.
  • Los juegos promueven la seguridad en sí mismo de los niños y hacen que se desenvuelvan con más facilidad con los demás.
Temas: , ,

Consecuencias del exceso de golosinas
Te puede interesar:

El miedo de los niños en halloween