Importancia de poner normas en el hogar

Importancia de poner normas en el hogar

La vida con niños es turbulenta, ruidosa y a veces caótica y bastante agotadora. Para que el caos no se nos vaya de las manos, las normas en el hogar no solo son útiles sino casi imprescindibles para la supervivencia.

Además de algunas sugerencias sobre buenas normas en el hogar, también les brindamos consejos sobre la mejor manera de establecer reglas familiares y cumplirlas.

No es tan difícil encontrar normas en el hogar para la familia unida. Con estos 5 consejos para establecer reglas familiares, definitivamente funcionará:

1. Establece normas en el hogar juntos

Debemos reunirnos en familia y pensar en lo que es importante para cada individuo en la vida cotidiana. Dependiendo de la edad de tu hijo o hijos, los más pequeños, por supuesto, también deben participar y expresar su opinión.

Es importante que todos estemos de acuerdo con las normas en el hogar establecidas y estemos preparados para cumplirlas. De lo contrario, el proyecto está condenado al fracaso desde el principio.

Consumo de medios.  Tablets Smartphone tv celular. Consumo de medios y niños: Como padres, lo manejamos correctamente rituales cotidianos familia Estructura y seguridad a través de rituales en la vida cotidiana.

2. Formular reglas positivas

Las normas en el hogar se ven mucho más agradables y son más fáciles de cumplir cuando se formulan de manera positiva. Así que en lugar de. No dejamos los zapatos en el camino, preferimos escribir Pongamos los zapatos en el estante.

3. Las normas deben ser importantes y facilitar el día a día

Debemos establecer reglas para cosas importantes y cotidianas que repetidamente generan conflictos dentro de la familia. Si hay discusiones diarias sobre dulces, se puede determinar cuántos dulces pueden comer todos. Una regla familiar. Todos debemos comer en la mesa.  

4. Anota las reglas familiares

Lo mejor es escribir las reglas con colores llamativos y letra caligráfica en un papel que cuelgues en un lugar central donde sea claramente visible. ¿Quizás tienes un calendario común que todavía tiene espacio al lado? Porque si tienes en cuenta las reglas, no las olvidarás tan rápido.

5. Consecuencias: ¿sí o no?

Además de las reglas, también debes indicar si debe haber consecuencias si no se siguen. Con los niños más pequeños, por lo general, es suficiente señalar una violación de las reglas o anotarlas con pegatinas de penalización al lado de las reglas. Con los niños mayores, las consecuencias suelen ser más sensatas y necesarias.

Tales sanciones deben tener una conexión directa con la violación de la regla y, por supuesto, no ser demasiado severas.

Si, por ejemplo, los zapatos no se colocaron en el estante 3 veces en una semana, este miembro de la familia tiene que ordenar los zapatos para todos durante todo el fin de semana, por ejemplo. Puede ser creativo aquí, pero recuerde hacer que las consecuencias sean apropiadas para la edad y justas.

Así se observan las reglas de la familia

Las reglas están muy bien si todos las siguen. Para que realmente funcione, tenemos consejos para ti sobre cómo seguir las reglas familiares:

  • No hagas demasiadas reglas. Para que todos las sigan, todos deberían poder recordarlas. Cuando tienes que desenrollar por primera vez un pergamino de un metro de largo, ya no es divertido. Por lo tanto, sugerimos un máximo de 10 reglas familiares sensatas que todos puedan recordar fácilmente.
  • Recompense regularmente. Más motivador que el castigo es la perspectiva de una recompensa. Por ejemplo: si todos se apegan a las reglas familiares durante una semana, habrá una noche de pizza en el sofá o una gran salida familiar.
  • Se un modelo a seguir. Es difícil que los niños entiendan la observancia de las reglas si los adultos no tienen que seguirlas. Por eso los padres siempre debemos dar ejemplo para que los más pequeños se den cuenta de que las normas también se aplican a los adultos y son igual de importantes para nosotros.
  • Revisar y ajustar las reglas. A medida que los niños crecen, es posible que algunas reglas ya no encajen en la vida cotidiana. Por lo tanto, debe reconsiderar las reglas de vez en cuando para ver si todavía tienen sentido y si son necesarias. Porque solo se observan las reglas que todos los miembros de la familia consideran sensatas.
  • No hay reglas sino leyes. Las reglas se rompen rápidamente; romper la ley es más difícil. Si las reglas familiares no funcionan para ti, llámalas Leyes familiares. Por ejemplo, la Sección 1 de la Ley de Familia establece: No hablamos con extraños.


Golpes en la cabeza en niños
Te puede interesar:

Cómo trato el crup en mi niño