¿Por qué mi hijo se orina de nuevo?

esfínter

La pérdida de orina por accidente o involuntaria es la señal principal de un problema de control de la vejiga. Pero, ¿qué pasa cuando el niño se orina de nuevo después de controlar sus esfínteres? Cuando el niño se orina de nuevo hay que prestarle atención, ya que puede ser por un conflicto interno que le puede estar afectando.

¿Qué son los esfínteres?

 Los esfínteres son músculos circulares especiales que abren y cierran ciertas partes del cuerpo. Con mayor frecuencia, la acción de un esfínter es regular el paso de algún tipo de líquido, como bilis, orina o materia fecal.

La acción de los esfínteres puede ocurrir involuntariamente a través del sistema nervioso autónomo o tal vez bajo algún control voluntario a través del sistema nervioso somático. Si un esfínter pierde tono muscular o tiene demasiado tono (espasticidad), pueden seguir síntomas o enfermedades, como retención urinaria o incontinencia fecal y de vejiga.

¿A qué edad el niño controla el esfínter de vejiga?

Si bien, la mayoría de los niños consigue el control diurno entre los dos y tres años (depende el desarrollo individual de cada niño); el nocturno puede tardar bastante más: uno de cada diez no lo logra antes de los seis años de edad.

Algunas investigaciones advierten que aproximadamente un 15% de los niños mayores de los 3 años se orinan en la cama mientras duermen.

Pero, si el niño ya había aprendido a orinar solo, y ha vuelto a orinarse de nuevo, y no una, o dos, sino con mucha frecuencia, podemos estar frente a alguna modificación importante en su vida, como por ejemplo el cambio de casa o la llegada de un hermanito(a) entre otras cosas y está buscando de una u otra forma llamar la atención.

El niño se orina de nuevo ¿Por qué?

Lo primero que debes saber es que esto es muy frecuente. Este proceso en el desarrollo del niño se considera provisional, por lo que debemos estar preparados para cualquier retroceso.

También, puede tratarse de una conducta denominada enuresis nocturna infantil que es la emisión incontrolada de orina durante el sueño en niños a partir de 5 años aproximadamente, mas conocida con el nombre de incontinencia infantil.

Posibles causas comunes:

  • Desorden del dormir
  • Desarrollo más lento que lo normal en el control de la vejiga
  • Resultado de emociones y tensiones que requieren especial atención
  • Raramente significa que el niño tiene un problema de los riñones o de la vejiga

Causas emocionales:

  • Las causas emocionales de la enuresis pueden ser nuevos temores o inseguridades, en las que el niño busca llamar la atención. Asimismo se produce por cansancio o estrés emocional.
  • Otra posible causa emocional del por qué el niño se orina de nuevo, puede estar en el ambiente familiar en que vive el pequeño, en una familia que lo sobreprotege o que ofrece poco cariño a sus hijos.
  • Hay padres que creen que si el niño no controla el pipí es porque simplemente lo dio flojera ir al baño y no le prestan mayor atención al tema. Piensan que se solucionará aplicando castigos y burlas, lo que hará que el problema crezca aún más, por lo tanto si su hijo (a) se vuelve hacer orinar más de una vez después de un largo tiempo sin hacerlo se debe poner atención y apoyarlo.

Enuresis nocturna infantil ¿Qué es?

La incontinencia urinaria o enuresis nocturna infantil es un problema común en los niños, que ocurre en aproximadamente el 15 por ciento de los niños de cinco años. La mayoría de estos niños tienen enuresis nocturna aislada (enuresis nocturna monosintomática). Aquí te hablaremos del manejo de la enuresis nocturna monosintomática en niños. Una descripción general de las causas y la evaluación de la enuresis nocturna.

La humectación nocturna a menudo se relaciona con un desarrollo físico lento, antecedentes familiares de enuresis u orinar demasiado por la noche. En muchos casos, hay más de una causa. Los niños casi nunca mojan la cama a propósito, y la mayoría de los niños que mojan la cama son física y emocionalmente normales.

  • Nunca estar seco por la noche
  • Mojar la cama de 2 a 3 veces por semana durante 3 meses o más
  • Mojar la cama nuevamente después de 6 meses de noches secas

La International Children’s Continence Society ha desarrollado una terminología estandarizada para la función del tracto urinario inferior y el mal funcionamiento en los niños.

  • Enuresis (sinónimo de incontinencia nocturna intermitente): episodios discretos de incontinencia urinaria durante el sueño en niños ≥ 5 años de edad.

  • Enuresis monosintomática: enuresis en niños sin ningún otro síntoma del tracto urinario inferior y sin antecedentes de disfunción de la vejiga; los niños que nunca han alcanzado un período satisfactorio de sequedad nocturna tienen enuresis primaria; Los niños que desarrollan enuresis después de un período seco de al menos seis meses tienen enuresis secundaria. La enuresis monosintomática es el foco de esta revisión del tema.

  • Enuresis no monosintomática: enuresis en niños con otros síntomas del tracto urinario inferior (p. Ej., Aumento de la frecuencia, incontinencia diurna, urgencia, dolor genital o del tracto urinario inferior).

 ¿Qué causa los problemas de control de la vejiga en los niños?

Los hábitos de baño, como retener la orina durante demasiado tiempo y el desarrollo físico lento, causan muchos de los problemas de control de la vejiga que se ven en los niños. Con menos frecuencia, una afección médica puede causar humectación.

¿Cuándo debemos consultar al médico?

Es normal que estemos preocupados porque el niño se orina de nuevo, por eso es recomendable hablar con un profesional de la salud. Él o ella podrá verificar si hay problemas médicos y ofrecerte tratamiento, o asegurarte que tu pequeño se está desarrollando normalmente.

Lleva a tu pequeño a un profesional de la salud si hay signos de un problema médico, incluidos:

Síntomas de infección de la vejiga como

  • Dolor o ardor al orinar
  • Orina turbia, oscura, con sangre o maloliente
  • Orinar con más frecuencia de lo habitual
  • Fuertes ganas de orinar, pero que pasa solo una pequeña cantidad de orina
  • Dolor en la zona baja del abdomen o la espalda
  • Llorando mientras orina
  • Fiebre
  • Inquietud
  • Tu hijo gotea orina o tiene un flujo de orina débil, que pueden ser signos de un defecto de nacimiento en el tracto urinario

Aunque cada niño es único, a menudo se usa la edad del niño para decidir cuándo buscar un problema de control de la vejiga. En general,

  • A los 4 años, la mayoría de los niños están secos durante el día
  • A los 5 o 6 años, la mayoría de los niños están secos por la noche

Busca atención de inmediato…

Si tu hijo tiene síntomas de una infección de vejiga o riñón, o tiene fiebre sin una causa clara, consulta a un profesional de la salud dentro de las 24 horas. El tratamiento rápido es importante para evitar que una infección del tracto urinario cause problemas de salud más graves.

Si el problema del niño se debe a causas emocionales, lo recomendable es que asistan juntos a terapia con un psicólogo, este te dará las recomendaciones adecuadas y mantendrá al niño bajo observación por un periodo de tiempo. Con paciencia y mucho amor podrás guiar al pequeño nuevamente hacia retomar el control.

Temas: , ,

castigos que no debemos aplicar en los niños
Te puede interesar:

Castigos que no debemos usar con los niños