La sobreprotección de los papás

La sobreprotección de los papás

Si bien es cierto, es normal que los papás anden preocupados todo el tiempo por la seguridad de su hijo. Puesto que los peligros siempre están rondando al niño. y es inevitable que los sufran.

La infancia es una etapa en que el niño se moverá mucho, puesto que su objetivo es ir descubriendo el mundo y por eso, se enfrentará a situaciones complejas, de las que los papás querrán protegerlos . Sin darse cuenta, es posible que caigan en una sobreprotección.

Los miedos de los papás

  • La niñez es un período de inmadurez, pero, principalmente, de experimentación, por ello el niño, irá de un lugar a otro. Por lo tanto, el niño se enfrentará a un sinnúmero de peligros que, de sólo pensarlo, angustian a los papás.
  • Imaginan que su hijo se trepará a un árbol y desde ahí, querrá saltar para experimentar. Obviamente, el accidente que sufra será de gran gravedad.
  • Desearán impedirlo bajo todo punto de vista y sólo este mismo deseo, los exaltará enormemente.
  • No obstante, los peligros del pequeño no están solamente relacionados con accidente físico, sino que puede verse perjudicado su estado anímico.
  • Tal situación podría ocurrir cuando una persona adulta pueda imponerle sus propias normas y retarlo si es que no las acata.
  • Los papás deben entender que el niño necesita adaptarse a distintas realidades, de lo contrario, tenderá a frustrarse y tener miedo, hasta que sea mayor.

El lugar de trabajo y los miedos paternos

  • Los miedos de los papás respecto de la seguridad de su hijo se vuelven aún mayor, dependiendo del lugar en el cual trabajen.
  • Es preferible que los papás no anden preocupados todo el tiempo por la seguridad de su hijo, tampoco deben ser despreocupados, simplemente dejarlos experimentar un poco más.
  • No puede ser normal que el pequeño no haga nada para evitar el peligro eventual. Sólo irá en detrimento de sus habilidades sociales.

La preocupación en la cotidianeidad

  • Los papás que desean cuidar a su hijo, es bueno que se preocupen de sus actividades cotidianas.
  • Si el niño va a salir a montar en bicicleta, que lo haga, pero con la protección que le puede brindar un casco y rodilleras.
  • El niño debería utilizar protector solar para evitar quemaduras que sólo dañarán su piel.
  • Tampoco debería salir solito a hacer una compra si es muy pequeño.

La importancia de seguir desafíos

  • El pequeño necesita tener desafíos. Es un motor para que se muevan y vivan. Así pueden ser felices.
  • Un desafío es una estimulación. A través de él, además, logra relacionarse con el mundo y de tal forma, pueda comprenderlo.
  • Es muy importante que los papás lo hagan sentir libre y seguro. Esto resulta beneficioso que el pequeño reciba confianza y no temor.
  • El pequeño debe enfrentar los peligros que le depara la vida. Es un aprendizaje para todo lo que tendrá que vivir, a medida que vaya creciendo.
Temas: , , , , , ,

tamaño y talla del niño
Te puede interesar:

Factores que influyen en el tamaño y talla del niño