Ahogamiento secundario en los niños

Cómo convertirse en padres positivos

Este tipo de ahogamiento es una patología poco usual, y es por tal razón que desconocemos su existencia y qué hacer para salvar la vida de nuestros hijos. Es de gran interés dar a conocer sobre ella y alertar a otros padres sobre los riesgos del ahogamiento secundario en los niños, cuando no es atendido a tiempo.

Es posible que aunque el niño haya sido rescatado del agua al momento y respire, dentro de las próximas 72 horas puede presentarse un ahogamiento secundario, poniendo el riesgo la vida y estabilidad del niño. 

Hablamos de ahogamiento secundario, cuando el niño aún presenta agua con químicos en su cuerpo, que, de no ser detectado y tratado a tiempo puede traer lamentables consecuencias. Es importante destacar que para que ocurra un ahogamiento secundario o seco, el niño tuvo que haber sufrido alguno de estos dos, previamente, con reanimación.

Cuando se trata de un ahogamiento seco se produce un espasmo de la laringe, porque esta se cierra como protección y no entra agua, pero tampoco entra aire. Por otra parte, el ahogamiento secundario inicia cuando el agua se introduce en los pulmones y se queda estancada ahí, a pesar de las maniobras de reanimación.

¿Qué hacer después de ahogamiento con reanimación?

Aunque el niño ya esté respirando, es vital llevarlo con el pediatra o a un centro hospitalario inmediatamente.

En el organismo del niño puede quedar acumulación de líquidos llamado edema pulmonar, este causa dificultad para respirar, y aunque no aparece de inmediato, puede presentarse hasta 76 horas después del ahogamiento, trayendo consigo consecuencias severas e incluso el deceso de la persona.

Síntomas de ahogamiento secundario

  • En primera instancia, se presenta la dificultad para respirar.
  • Tos intensa e incesante.
  • Cansancio o agotamiento extremo.
  • Dificultad para pronunciar palabras.
  • Pérdida de memoria.
  • Falta de atención.

Aunque a simple vista son señales «normales» que puede presentar el niño después de un día exhaustivo de playa o piscina, recordemos que si existió ahogamiento seco con reanimación, debes llevar al niño al hospital. Aquí debe permanecer varias horas en observación.

Temas: , ,

escolar
Te puede interesar:

¿Cómo preparar la vuelta al colegio?