Lactancia Materna: Adiós mitos

Áreas del desarrollo del bebé

Un sinnúmero de mitos rodean la lactancia materna. El pediatra y neonatólogo de Clínica Avansalud José González, nos cuenta sobre este maravilloso proceso.

Es innegable que la lactancia materna tiene muchos beneficios tanto para niños como para mamás. Hasta hoy se conoce que contiene cerca de un centenar de componentes altamente positivos, que aportan el desarrollo de variados órganos y que son irremplazables.

Todas las mujeres están desarrolladas para amamantar, sin embargo, una serie de mitos o creencias en torno a este proceso, las lleva a fracasar en la lactancia o a frustrarse, principalmente porque no han recibido un asesoramiento adecuado.

El doctor José González explica que la lactancia es un proceso fisiológico, por lo tanto debería estar ajeno a muchas recomendaciones “Hay que dejar, sobre todos a las madres primerizas, que vayan creando sus propias experiencias, sin fijar tiempos ni límites estrictos que llevan general, al fracaso de la lactancia y no poder practicar la recomendada libre demanda”.

El especialista señala que todos entregan recomendaciones ya que es un ámbito en el que se mezcla lo médico con lo cultural. “Todo el personal de salud que trabaja con madres y recién nacidos en el inicio y después en los controles del lactante, deben tener claro que el objetivo es lograr que se establezca la lactancia materna como un fenómeno fisiológico y natural, que es lo que se denomina lactancia libre demanda”.

El pediatra afirma que una lactancia exitosa sólo se logra si la madre está emocionalmente tranquila sin el asedio ni acoso del entorno familiar ni médicos, sobre las expectativas de la lactancia “En términos concretos, un consumo adecuado de líquidos, entre 2 a 3 litros, pudiera establecer un buen volumen de leche, dado que la calidad de la leche jamás se ve afectada por esta variable”

Beneficios

Los aspectos nutricionales son altamente conocidos, posee el perfil ideal desde el punto de vista alimenticio y psicológicamente, la lactancia establece una relación única e indisoluble entre madre e hijo, además de entregarles una sensación de placer a ambos. A lo anterior, según explica el especialista de Avansalud, se suman otros beneficios importantes de mencionar, que son a largo plazo y que han sido demostrados en forma retrospectiva, “Niños que han tenido una lactancia exitosa por más de seis meses tienden a ser más seguros, tienen menos trastornos de personalidad e incluso menos enfermedades mentales graves. Son niños y posteriormente adultos más sanos mentalmente” afirma.

La recomendación inicial es mantener la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses y luego mixta hasta los dos años, ya que el niño comienza a recibir otros alimentos que también contribuyen a su crecimiento y desarrollo. “La leche materna jamás pierde sus propiedades, nunca es mala. Existe un mito alrededor de eso, que la leche ya no sirve a partir de cierta edad o meses, eso no pasa. Lo importante en esta etapa es el destete, el proceso en que la mamá deja crecer a su hijo y evita confundir la justificación de alimentar con saciar la ansiedad del niño a través de la succión del pecho. Por eso hay que analizar bien los beneficios, siempre privilegiando la tranquilidad y bienestar de ambos”.

La cultura latinoamericana tiende a ser muy florida e incluir recomendaciones en ocasiones un tanto exóticas, sin embargo, para una lactancia exitosa, sólo se necesita que la madre esté tranquila emocionalmente y un buen asesoramiento donde se entienda que nunca se debe presionar a la madre.


mamá vegetariana y lactancia
Te puede interesar:

Mamás vegetarianas y veganas: ¿Cómo llevar la lactancia?