La enfermedad manos, pies y boca

la enfermedad manos, pies y boca

Conocida como la enfermedad viral manos, pies y boca (HFMD son sus siglas en inglés), es una afección viral que llega a causar fiebre, dolorosas llagas y abundante salpullido en las manos y los pies, puede presentarse repentinamente y desaparecer en una o dos semanas. Sin embargo, debemos estar atentas ante las posibles complicaciones.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Fiebre, alta y permanente.
  • Irritación y dolor de garganta.
  • Malestar general en todo el cuerpo.
  • Perdida de apetito.
  • Salpullidos.
  • Dolorosas llagas en la boca.

¿Es grave la enfermedad manos, pies y boca?

Por lo general se presenta levemente y en la mayoría de los casos, los niños se recuperan entre los 7 y 10 días, sin ningún tipo de tratamiento. Las complicaciones se presentan escasas veces, salvo a excepciones donde las personas infectadas pueden presentar meningitis viral. 

¿Se contagia?

La enfermedad manos, pies y boca es contagiosa por ser viral y los virus que causan esta enfermedad pueden encontrarse en diferentes partes del cuerpo de las personas infectadas.

  • En las heces.
  • Tos y estornudos.
  • Líquido de las ampollas.
  • En las secreciones de la nariz y garganta (saliva, esputo y mucosidad nasal).
  • El contacto cercano (besos, abrazos) o al compartir vasos o cubiertos.

¿Quiénes están en riesgo?

Es importante saber que los principales afectados son los bebés y niños menores de 5 años, pero niños más grandes y adultos también están propensos a contraerla. Cuando una persona contrae este virus su cuerpo se vuelve inmune.

¿Cuál es el tratamiento?

No existe un tratamiento específico para la enfermedad manos, pies y boca. La fiebre y el dolor se puede controlar con medicamentos como acetaminofeno o ibuprofeno. Siempre que ya haya sido recetado previamente o veces anteriores por el pediatra. Si el bebé es alérgico a algún complemento de estos fármacos, diríjase nuevamente con su médico de cabecera.

¿Se puede prevenir?

No existe vacuna contra la enfermedad, sin embargo, se puede disminuir el riesgo de infectarse:

  • Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón durante 20 segundos, especialmente después de cambiar pañales y ayudar a los niños hacer lo mismo.
  • Evita tocarte los ojos, nariz y boca, si no te has lavado las manos.
  • Evita el contacto cercano como dar besos, abrazos o compartir vasos o cubiertos.
  • Desinfecte los objetos y superficies que se tocan con frecuencia, como juguetes o manijas de puertas.

¿Es igual a la fiebre aftosa?

News Medical explica que la enfermedad manos, pies y boca se confunde con la fiebre aftosa, que afecta al ganado bovino ovino y porcino. Los animales no contraen la enfermedad de los seres humanos y viceversa.

Toma en cuenta las sugerencias y evita el incómodo malestar a tus hijos o el tuyo propio de contagiarse con la enfermedad de manos, pies y boca.

Temas: , ,

alimentos con más Omega 3
Te puede interesar:

Alimentos con más Omega 3 para embarazadas y niños