Tips para limpiar las zapatillas de tus hijos

Zaspatillas niñas

Evitar que las zapatillas de tus hijos se ensucien no siempre es posible, pero sí existen algunos trucos de limpieza caseros que puedes aplicar para conservar su calidad y ayudar a que duren mucho más tiempo. A continuación, conocerás los cuidados que debes tener en cuenta para limpiar las zapatillas niñas y niños de acuerdo a sus materiales y color. 

Primero, es importante que consideres, independiente del modelo de las zapatillas, quitar los cordones, pues la mayoría son de algodón y estos pueden meterse a la lavadora con una carga de ropa sucia o lavarlos a mano con agua y jabón neutro. Luego solo debes secarlos al aire. 

Una vez realizada esta acción, te dejamos recomendaciones dependiendo del material de las zapatillas niñas y niños: 

1. Zapatillas de lona 

Limpia la suciedad superficial con un cepillo de dientes

Antes del lavado, es importante sacar toda la suciedad que puedas de la superficie de las zapatillas, para esto, puedes usar un cepillo de dientes antiguo u otro limpiador de cerdas suaves para proteger la tela. Si notas que las suelas están muy sucias o tienen incrustaciones en el patrón del diseño, puedes utilizar un cepillo de cerdas gruesas para esta sección.

Ponlas en la lavadora

La mayoría de las zapatillas de lona pueden lavarse en lavadora. Sin embargo, te recomendamos que revises su etiqueta y te asegures que sean aptas para este tipo de lavado, si es así solamente debes seleccionar un ciclo suave para evitar que se golpeen dentro de la máquina. Utilizar una bolsa especial para zapatillas también es una gran opción.

Sécalas al aire

En general, no se recomienda poner ningún tipo de zapatilla en la secadora, por esto es aconsejable que las dejes secar al aire libre, así te aseguras de que se sequen completamente y no las expones al daño que puede provocar el calor de la máquina. 

2. Zapatillas deportivas

Límpialas cuidadosamente

Para limpiar zapatillas deportivas, únicamente es necesario usar una mezcla de agua con jabón y frotarlas con un cepillo de dientes reciclado, intentando sacar toda la suciedad posible. 

En el caso de que no salga la suciedad con este método y las zapatillas sean de color blanco, puedes hacer una mezcla de bicarbonato de sodio y vinagre, y aplicarla con un cepillo hasta sacar las manchas más difíciles. Esta combinación también es muy útil para limpiar las suelas de este tipo de calzado. 

No las sumerjas en agua

Dada la densidad de los materiales de las zapatillas deportivas, no es recomendable sumergirlas en agua, ya que toma mucho tiempo que se sequen completamente y pueden desarrollar hongos y bacterias. Por ende, es mejor que las laves a mano. 

Absorbe toda la humedad

Una vez lavadas, es recomendable poner varias capas de toallas de papel dentro de las zapatillas deportivas para absorber toda la humedad posible. Luego de esto, debes remover el papel y dejarlas secando al aire, pero no directamente al sol, para no dañar sus uniones termofusionadas. 

3. Zapatillas de cuero blancas

Cúbrelas en bicarbonato y vinagre

Para este tipo de calzado, simplemente debes crear una pasta con bicarbonato, vinagre y un poco de agua tibia. Luego debes cubrir toda la zapatilla con esta mezcla y dejarlas secar así por 3 a 4 horas.

Para quitar la pasta, primero debes golpear las zapatillas entre sí y después remover cualquier exceso con un cepillo seco. Esto ayudará a que las zapatillas recuperen su blancura sin tener que mojarlas ni dañar el material. 

Siguiendo estos consejos, podrás conservar la integridad de tus zapatillas niñas y niños, además de mantenerlas relucientes, sin pagar de más. 


cómo ayudar al niño a enfrentar la pérdida de un ser querido
Te puede interesar:

¿Cómo ayudar a mi hijo a enfrentar la pérdida de un ser querido?