Cómo ser un buen abuelo

cómo ser un buen abuelo

En la mayoría de las familias, los abuelos son en quienes los padres confían para el cuidado de sus hijos, pero ellos van más allá de ser unos guardianes, son los mediadores familiares, un ejemplo de experiencia y la base del amor absoluto para los pequeños.

Actualmente los abuelos se han convertido en personas muy importantes para el núcleo familiar, puesto que, por la incorporación de las mamás al trabajo fuera de casa, algunos abuelos han suplido la ausencia del rol materno, razón por la que se hace habitual que intervengan en la educación de sus nietos.

Saber establecer límites

De acuerdo a especialistas, los abuelos tienen que estar atentos al aporte que hacen en la toma de decisiones al ser partícipes en la crianza de sus nietos, por eso, es elemental que los adultos mayores no pierdan de vista lo fundamental que es establecer límites y criterios para proceder en ese papel.

  • Resulta mejor ser flexibles con una opinión abierta, para así brindarles a sus hijos un verdadero apoyo, además de buenos consejos.
  • Es necesario para algunos abuelos, entender que no son los papás de estos niños.
  • Es valioso el felicitar a sus hijos y hacer comentarios positivos por la forma en la que manejan las situaciones con los pequeños.
  • Está bien que los abuelos mimen y consientan a sus nietos, pero sin rebasar los límites impuestos por los papás.

Ser padres es un trabajo difícil y quien desempeñe esta labor, precisará de vez en cuando que alguien reconozca sus logros, y más aún si se trata de sus propios padres.

Claridad en las normas

  • Para los abuelos e igualmente para los papás, será positivo que establezcan normas en conjunto con relación a la crianza de los nietos.
  • Pueden acordar reglas que cumplirán los nietos al estar bajo el cuidado de sus abuelos.
  • Cuando existan conductas de los nietos que no sean del completo agrado de los abuelos, es importante lo conversen con los papás.
  • Los padres son quienes finalmente deciden lo que pueden o no pueden hacer sus hijos.
  • Aunque los abuelos respetan siempre las intenciones de los papás, velarán porque sus nietos sean felices.

Abuelos sinceros y claros

Mientras que los abuelos sean honestos y directos en cuanto a la disponibilidad para atender a sus nietos, evitarán malos entendidos. Como abuelos, ellos tienen derecho a gozar de un tiempo de distracción con los pequeños, alejados de convertirse en solo una figura de niñero.

  • Lo mejor es no consentir  excesivamente a sus nietos, porque a la larga es contraproducente, pero complacerlos en algunos momentos y regalarles salidas divertidas es una excelente idea.
  • Establecer una buena comunicación con los papás, y sólo así podrán aclararles las dudas y ayudarlos en lo que les haga falta.

Si eres algo consentidor, divertido, consejero, paciente y amoroso, entonces eres un buen abuelo, que ama a sus pequeños, les regala sabiduría a los nuevos y no tan nuevos papás, y que además, eres el merecedor de muchos abrazos, risas y el cariño de tus nietos. ¡Disfrútalos!

Temas: , ,

apetito
Te puede interesar:

Técnicas para estimular el apetito del niño