Aftas o llagas bucales en los niños

Los bebés y los mocos

Son infecciones bucales muy frecuentes en los infantes, generalmente causadas por un hongo llamado Candida albicans, y aunque no es una enfermedad grave, se debe tratar médicamente. Las aftas bucales o llagas se presentan en bebés menores de seis meses, pero puede afectar a niños más grandes, especialmente si están tomando antibióticos.

Usualmente, este hongo habita en nuestros intestinos, en la boca y en la piel y la mayor parte del tiempo nuestro organismo lo mantiene a raya, pero es común que se descontrole en los niños. Puede presentarse cuando se está tomando antibióticos, pero, con frecuencia, las aftas bucales aparecen sin razón aparente.

Estas aparecen como una capa blanca sobre la lengua, el paladar o la parte interna de las mejillas y los labios, y permanecen por bastante tiempo después de la alimentación.

Aftas bucales ¿Cuáles son los síntomas?

  • Una capa compuesta por materia lechosa en la boca, con forma de racimos o rayas.
  • Producen dolor en la boca.
  • Dificultan la alimentación del bebé.
  • Irritabilidad.
  • Fiebre.

¿Qué podemos hacer?

  • Si ves manchas blancas, intenta limpiarlas con un pañuelo limpio. Si no salen con facilidad o la piel parece lastimada, es mejor llevar al bebé al pediatra.
  • Dale los remedios de la manera como fueron recetados y asegúrate de extenderlos por toda la boca.
  • No pongas el gotero directamente en la boca del bebé, pues podrías contagiarlo con aftas.
  • Lava todas las mamaderas y chupetes con agua hirviendo, durante un cuarto de hora. Si está en época de lactancia, lava tus pezones después de cada alimentación.
  • Vigila especialmente la higiene de tu bebé durante una infección micótica. El hongo puede afectar las heces también, lo que provocaría una desagradable dermatitis del pañal. Cambia regularmente los pañales de tu bebé y, si es posible, deja esa zona al aire.
  • No trates de curar las aftas con remedios caseros. Es preferible que vayas al pediatra inmediatamente.

Lo que puede hacer el médico

  • Para confirmar el diagnóstico de aftas, el pediatra efectuará un cultivo de la materia blanca y/o la observará bajo el microscopio.
  • Debería ser suficiente con la inspección visual.
  • En caso de que exista la enfermedad, recetará un antimicótico. 
Temas: , ,

hemorragia nasal
Te puede interesar:

Epistaxis o Hemorragia nasal