¿Tamaño del cuello uterino determina riesgo de parto prematuro?

Tamaño del cuello uterino determina riesgo de parto prematuro

Estudios han determinado que la medición del cuello uterino durante el embarazo puede determinar si existe insuficiencia cervical, por tanto, esta prueba logra identificar si la madre está propensa a un parto prematuro.

Esta prueba preventiva se realiza entre la semana 20 y 24 de gestación, y dependiendo su tamaño, es posible determinar si existe la posibilidad de parto prematuro. Este es un diagnóstico precoz, que ayuda a los gineco-obstetras a administrar de forma oportuna las medidas necesarias para intentar retrasar el parto el mayor tiempo posible, para que este pueda llegar a término y reducir las complicaciones en el parto, la madre y el bebé.

Prueba preventiva

Por su parte, el Departamento de Ginecología y Obstetricia de la Clínica Universidad de Navarra ha añadido al protocolo habitual de esta prueba preventiva, la medición de la longitud del cuello de útero, esto para identificar y tratar a tiempo el riesgo de parto prematuro.

Asimismo, la Corporación Unificada Nacional de Educación Superior (CUN) explicó mediante un comunicado que «incorporar la medición de la longitud cervical en aquellas pacientes con un cérvix corto detectado a mitad de embarazo, les permite aplicar el tratamiento mediante progesterona vaginal que reduce significativamente las posibilidades de un parto pre-término»

Medición del cuello uterino

  • Se debe realizar mediante ecografías en las gestantes estén entre las semanas 20 y 24 de embarazo.
  • Los expertos suelen pedir ecografías transvaginales que facilitan dicha medición.
  • La insuficiencia cervical se muestra como un cuello uterino débil y blando.
  • Se presenta anormalmente corto y esto podría dilatar sin contracciones; dependiendo el peso del bebé, a partir del segundo trimestre del embarazo.
  • Esta prueba puede diagnosticar el llamado cuello incompetente.
  • Los médicos deben intentar adoptar medidas oportunas para prolongar el embarazo el mayor tiempo posible.
  • Esto permitiría otorgarle bienestar al futuro bebé.

Tratamiento

Varios estudios han coincidido en que: «la administración de progesterona en mujeres que a mitad de embarazo presentaban un cuello uterino corto, reduce significativamente la probabilidad de tener un parto antes de la semana 35 de gestación y hay que tener en cuenta que la mayor seguridad de feto maduro ocurre por encima de las 37 semanas”, indicó el Dr. Juan Luis Alcázar, especialista del Departamento de Ginecología de la Clínica Universidad de Navarra.

Temas: , , ,

Te puede interesar:

Infecciones urinarias en embarazadas