Peligros al estar en contacto con la pintura en el embarazo

embarazo

Los productos químicos consiguen entrar al cuerpo y ser absorbido de diferentes maneras. Una de ellas es a través de la inhalación de vapores de la pintura o partículas de polvo.

Cuando una mujer sabe que está embarazada, hace lo mejor para cuidarse y cuidar a su bebé. Muchas saben lo que deben comer, que alimentos se prohíben durante la gestación, la importancia de asistir a controles médicos, entre otras cosas.

Pero una duda común es saber si el contacto con la pintura durante el embarazo puede ser perjudicial. Todo dependerá de los productos químicos que contenga y el tiempo de exposición.

Productos químicos en la pintura

Para saber si la pintura tiene alguna injerencia durante el embarazo, es necesario saber que sustancias químicas lo componen. Entre las categorías de este material están a base de aceite, esmalte y látex. De acuerdo a la categoría de las pinturas, es que tienen sustancias químicas distintas, por lo tanto estar en contacto frecuentemente con algunas que contienen disolventes es riesgoso para la salud del gestante.

Los disolventes son productos químicos como etileno glicol, trementina y acetona, las que pueden ser un daño para las mujeres que están embarazadas. La pintura también puede contener plomo, sustancia prohibida desde el año 1970 en la pintura, ya que sus efectos son muy peligrosos en el gestante. Actualmente no venden pintura con este químico.

¿Cómo se provoca la absorción?

Los productos químicos consiguen entrar al cuerpo y ser absorbido de diferentes maneras. Una de ellas es a través de la inhalación de vapores de la pintura o partículas de polvo. Estas partículas se pueden infiltrar cuando la pintura vieja está raspada o cuando se lijan los muebles. Los productos químicos también se pueden absorber por el contacto con la piel, por ello es importante usar guantes y lavarse las manos cuando se termine de pintar.

También los productos químicos pueden entrar al cuerpo cuando se tragan las partículas de polvo en el aire. Se puede colocar un alimento sin pensarlo en una superficie con polvo de pintura y luego comer el alimento. Hay varias maneras en que los químicos pueden entrar al organismo, por ello es importante utilizar la protección fundamental para evitar la absorción.

Algunos riesgos en el embarazo

De acuerdo a los químicos que tengan los productos y el tiempo de exposición, se determinará el peligro para las embarazadas. Es complicado establecer los peligros exactos, depende de la cantidad absorbida para determinarlo. El envenenamiento por plomo puede desencadenar un parto prematuro y un aborto involuntario, según lo señalado por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.

Algunos disolventes pueden generar que el bebé nazca con bajo peso, defectos congénitos y también puede producir abortos involuntarios que se asocian a los altos niveles de exposición a solventes.

Precauciones que deben tener en cuenta

Lo mejor es pedir ayuda a un familiar si es que deseas pintar la casa. Sin embargo, debes tener algunas precauciones sobre la exposición a la pintura. Si alguien está quitando la pintura vieja, debes tener cuidado, ya que puede contener plomo, evita el contacto hasta que el trabajo esté terminado. Evita la exposición de las pinturas que contienen disolvente, considera pinturas a base de agua. Si no estás segura del nivel de sustancias químicas mejor consulta con el fabricante.

Toma varios descanso y haz que entre aire fresco al lugar que se pinta en varias oportunidades. Ten un equipo de protección, utiliza una máscara con el objetivo de evitar inhalar polvo.

Recuerda tener guantes y camisas de manga larga para que no haya contacto con la piel.

Procura ventilar la habitación que están pintando. Abre puertas, ventanas y si puedes poner un ventilador sería mucho mejor.

Tienes que tener en cuenta que no todas las pinturas son dañinas para el embarazo. Siempre es necesario discutir las complicaciones del embarazo con tu doctor, si es que trabajas o pasas la mayor parte de tiempo expuesta a la pintura.


Relacionados

Te puede interesar:

Pregorexia