Las uñas en el embarazo: cambios, cuidados y consejos

Las uñas en el embarazo

Durante el embarazo, el cuerpo de una mujer experimenta una amplia gama de cambios, y las uñas no son una excepción. Muchas mujeres notan que sus uñas se vuelven más fuertes y más propensas al crecimiento rápido durante este período.

Sin embargo, también es común que se enfrenten a algunos desafíos relacionados con las uñas. En este artículo, exploraremos los cambios que ocurren en las uñas durante el embarazo, los cuidados adecuados y algunos consejos útiles para mantenerlas saludables y hermosas.

Cambios en las uñas durante el embarazo

Durante el embarazo, el aumento de los niveles de hormonas puede tener un impacto en la salud y apariencia de las uñas. Algunos de los cambios más comunes que pueden ocurrir incluyen:

  • Mayor crecimiento: Muchas mujeres notan que sus uñas crecen más rápido durante el embarazo. Esto puede ser atribuido a la mejora de la circulación sanguínea en el cuerpo.
  • Fortaleza mejorada: algunas mujeres también experimentan un fortalecimiento de las uñas durante el embarazo. Esto puede deberse a un aumento en la producción de queratina, la proteína responsable de la fuerza y el crecimiento de las uñas.
  • Mayor fragilidad: A pesar de experimentar un crecimiento y fortaleza mejorados, algunas mujeres pueden notar que sus uñas también se vuelven más frágiles y quebradizas durante el embarazo. Esto puede ser causado por cambios hormonales y deficiencias nutricionales.
  • Cambios en la forma y apariencia: En algunos casos, las uñas pueden cambiar de forma y apariencia durante el embarazo. Pueden volverse más curvas, tener ondulaciones o desarrollar pequeñas manchas o líneas blancas. Estos cambios son generalmente temporales y desaparecen después del parto.

Cuidados adecuados de las uñas durante el embarazo

Dada la mayor fortaleza y crecimiento de las uñas durante el embarazo, es importante brindarles un cuidado adecuado para mantenerlas saludables. Aquí hay algunas pautas a seguir:

  • Mantén las uñas bien cortadas: Corta tus uñas regularmente para evitar que se quiebren o se enganchen en algo. Asegúrate de cortarlas rectas para prevenir la aparición de uñas encarnadas.
  • Hidrata tus uñas: Aplica una crema hidratante específica para uñas o aceite de cutícula regularmente para mantener las uñas y la piel circundante hidratadas. Esto ayudará a evitar la sequedad y la fragilidad.
  • Protege tus uñas: Usa guantes al realizar tareas domésticas o trabajos que puedan dañar tus uñas, como lavar platos o utilizar productos químicos fuertes. Los guantes ofrecerán protección contra el contacto directo con sustancias que podrían debilitar tus uñas.
  • Come una dieta saludable: Una alimentación equilibrada y rica en vitaminas y minerales es esencial para el crecimiento y fortaleza de las uñas. Asegúrate de incluir alimentos ricos en proteínas, vitamina C, vitamina E, calcio y zinc en tu dieta diaria.
  • Evita el esmalte de uñas dañino: Al elegir esmaltes de uñas durante el embarazo, asegúrate de seleccionar aquellos que sean libres de químicos dañinos, como el formaldehído, el tolueno y el DBP. Opta por esmaltes de uñas naturales y sin sustancias químicas agresivas.

Consejos útiles para el cuidado de las uñas durante el embarazo

Además de los cuidados básicos, aquí hay algunos consejos adicionales para mantener tus uñas saludables y hermosas durante el embarazo:

  • Evita morderse las uñas: Si tienes la costumbre de morderte las uñas, trata de evitarlo durante el embarazo. La mordedura de uñas puede provocar daños y deformidades permanentes en las uñas.
  • Masajea las cutículas: Realiza masajes suaves en las cutículas con un aceite de cutícula o crema hidratante para promover la circulación y el crecimiento saludable de las uñas.
  • Protégete del sol: Asegúrate de aplicar protector solar en tus manos y uñas antes de exponerte al sol. Esto ayudará a prevenir el oscurecimiento o decoloración de las uñas causado por la exposición UV.
  • Consulta a un profesional: Si experimentas cambios repentinos o severos en tus uñas durante el embarazo, como decoloración o engrosamiento, es recomendable que consultes a un dermatólogo o médico especialista en uñas para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Arreglarse las uñas durante el embarazo

La dermatóloga Soledad Aspillaga de Clínica Alemana brinda más detalles sobre el tema de arreglarse las uñas durante el embarazo. Según la especialista, arreglarse las manos y los pies puede hacer que una mujer embarazada se sienta más bella y se mime a sí misma.

Aunque se ha escuchado que hacer la manicura o pedicura durante el embarazo podría ser peligroso para el bebé, no hay evidencia de que cuidar las uñas durante esta etapa sea riesgoso. De hecho, la exposición a los productos químicos del salón de belleza presenta un riesgo mínimo.

No obstante, en ciertas ocasiones, especialmente en embarazos con complicaciones, los expertos aconsejan evitar el uso de este tipo de productos durante el primer trimestre debido a que el olor de los elementos utilizados puede provocar náuseas, dolores de cabeza y otros malestares.

Estos síntomas pueden ser preocupantes, especialmente si la exposición a los productos químicos es prolongada y en un lugar con poca ventilación.

Cuando se trata de uñas artificiales, hay un riesgo de dermatitis de contacto, es decir, la piel alrededor de la uña puede irritarse debido al acrílico y las sustancias utilizadas como pegamento. Durante el embarazo, algunas mujeres pueden ser más sensibles a ciertos químicos, lo que aumenta el riesgo de irritación.

Además, las embarazadas suelen experimentar mayor sensibilidad a los olores, por lo que los vapores químicos utilizados en algunos lugares pueden resultar muy molestos. Por lo tanto, si se decide optar por uñas postizas, es importante asegurarse de estar en un área abierta con una buena ventilación.

Además, durante el embarazo, el cuerpo sufre cambios, incluyendo las uñas. Puede ocurrir que las uñas crezcan más rápido, se vuelvan más duras o, por el contrario, se quiebren con facilidad, lo que puede afectar la duración de las uñas postizas.

En resumen, el embarazo puede tener un impacto en la salud y apariencia de las uñas. A través de cuidados adecuados, una dieta saludable y siguiendo los consejos útiles mencionados, podrás mantener tus uñas saludables y hermosas durante esta importante etapa de tu vida.

Recuerda que cada embarazo es único, por lo que es importante escuchar y atender las necesidades particulares de tu cuerpo durante este emocionante período.


anemia en el embarazo
Te puede interesar:

Anemia en el embarazo