Infecciones urinarias en embarazadas

Las infecciones del tracto urinario (ITU) son comunes durante el embarazo. Dehecho, hasta el 10% de las mujeres embarazadas tendrán una infección del tracto urinario en algún momento durante el embarazo.

Aunque estas infecciones pueden ser incómodas, el tratamiento temprano es importante para evitar complicaciones. En este artículo, exploraremos las causas, síntomas, tratamiento y prevención de las infecciones urinarias durante el embarazo.

Causas de las infecciones urinarias en el embarazo

Durante el embarazo, los cambios hormonales pueden hacer que la uretra se relaje y se haga más corta, lo que facilita la entrada de bacterias en el tracto urinario. Además, el aumento del tamaño del útero puede ejercer presión sobre la vejiga, lo que dificulta el vaciado completo de la orina. Esto, a su vez, aumenta el riesgo de infección.

Síntomas de las infecciones urinarias en el embarazo

Los síntomas de las infecciones urinarias en el embarazo pueden incluir dolor o ardor al orinar, necesidad urgente o frecuente de orinar, dolor en la parte baja del abdomen o en la espalda, fiebre y escalofríos, náuseas y vómitos. Si experimentas alguno de estos síntomas, es importante que consultes a tu médico de inmediato.

Pero muchas veces, las infecciones urinarias se presentan de manera asintomática, es decir, no sentirás molestia alguna. El doctor Marcelo Rodríguez, ginecólogo de Clínica Ciudad del Mar, explica que “esta es la forma más frecuente de infección urinaria durante el embarazo, lo que se denomina Bacteriuria Asintomática. Se asocia con un mayor riesgo de parto prematuro, por lo que debe tratarse oportunamente una vez que es diagnosticada y la única manera de diagnosticarla es mediante un examen de orina. Es por esto que rutinariamente durante el control prenatal se solicita este examen al menos en dos oportunidades, con el fin de detectar una posible infección urinaria asintomática y así tratarla adecuadamente”.

Una infección urinaria no tratada no sólo es incómoda, sino que puede conducir a una infección renal y eventualmente a una infección generalizada, lo que puede causar un parto prematuro.

Necesitarás un tratamiento con antibióticos, por lo que si sospechas que tus idas al baño frecuentes no son de un embarazo normal, consulta con tu médico o matrona para que analicen una muestra de orina.

Tratamiento de las infecciones urinarias en el embarazo

El tratamiento temprano de las infecciones urinarias es importante para evitar complicaciones. Si tienes una infección del tracto urinario, es probable que te receten un antibiótico seguro para el embarazo.

Es importante que sigas el régimen de tratamiento según lo prescrito, incluso si los síntomas desaparecen antes de completar el tratamiento. Si no se trata, una infección del tracto urinario puede convertirse en una infección renal, lo que puede ser peligroso tanto para la madre como para el feto.

Prevención de las infecciones urinarias en el embarazo

Hay varias cosas que puedes hacer para prevenir infecciones del tracto urinario durante el embarazo:

  • Bebe muchos líquidos para ayudar a eliminar las bacterias del tracto urinario.
  • Orina con frecuencia y completamente para evitar la acumulación de bacterias en la vejiga.
  • Adopta prácticas de higiene adecuadas limpiando de adelante hacia atrás después de ir al baño para evitar la transferencia de bacterias del ano a la uretra.
  • Evita el uso de productos de higiene femenina, como duchas vaginales o polvos, que pueden irritar la uretra y aumentar el riesgo de infección.
  • Usa ropa interior de algodón y pantalones sueltos para mantener tu área genital ventilada y seca.
  • Orina después de tener relaciones sexuales para eliminar cualquier bacteria que pueda estar presente en la uretra.

Conclusión

Las infecciones del tracto urinario son comunes durante el embarazo, pero el tratamiento temprano es importante para evitar complicaciones. Si experimentas alguno de los síntomas de una infección del tracto urinario, consulta a tu médico de inmediato.

Además, hay varias cosas que puedes hacer para reducir el riesgo de infección, incluido el aumento de la ingesta de líquidos, mantener prácticas adecuadas de higiene y orinar con frecuencia y completamente. Con cuidado y atención, puedes mantener tu cuerpo saludable y proteger a tu feto de complicaciones.

Temas: , ,

Mujer semi acostada con la mano en su frente- Dolor lumbar
Te puede interesar:

Dolores comunes en el embarazo