Seguridad en el auto para la embarazada

Las embarazadas deben usar el cinturón de seguridad porque puede salvarles la vida y reduce las probabilidades de sufrir heridas graves en accidentes automovilísticos.

Experto: Juan Valdivia, ginecólogo de Clínica Alemana

Hay 2 momentos en los que hay que tener especial cuidado. En el primer trimestre, la cantidad de líquido amniótico es escaso y un golpe frontal puede producir hemorragias en el útero por desprendimiento de la placenta (no llegándole oxígeno al feto). Asimismo, durante el último trimestre hay que tener mucho cuidado. Como el tamaño del vientre ha aumentado muchísimo, el cinturón puede resultar molesto e, incluso, debido a un accidente o un frenazo brusco se podría adelantar el parto o causar un traumatismo en el bebé (su cabeza se puede golpear con los huesos de la pelvis de la mamá).

Dependiendo de la gravedad del accidente, las embarazadas podrían correr el riesgo de sufrir un aborto espontáneo, un parto prematuro u otras complicaciones graves. Claramente, mientras más lesiones tenga la mamá, mayor será el riesgo para el bebé. De todas maneras, si la embarazada lleva el cinturón puesto correctamente al momento del accidente, tendrán menos lesiones.

Cada año, unas 170.000 mujeres embarazadas sufren accidentes automovilísticos. Por eso es tan importante que las mamás (en todas las etapas del embarazo) usen correctamente el cinturón de seguridad.

Pautas para usar el cinturón de seguridad

  • Siempre usa la correa de la cadera y la correa del hombro.
  • Abrocha la correa inferior debajo del abdomen y por encima de la cadera.
  • Nunca coloques la correa inferior sobre el abdomen.
  • Ubica la correa transversal entre los senos y hacia un costado del abdomen.
  • Nunca coloques la correa transversal debajo del brazo.
  • De ser posible, ajusta la correa transversal para acomodarla adecuadamente.
  • Asegúrate de que el cinturón de seguridad esté ajustado.

Otras sugerencias útiles

  • Limita la conducción a no más de 5 ó 6 horas por día, de manera que no te agote.
  • Nunca desconectes las bolsas de aire si tu vehículo las tiene. Inclina la posición del asiento y muévelo lo más lejos posible del tablero o volante.
  • Si tienes un accidente, corre a atenderte.
  • Llama a tu profesional médico de inmediato si sufres contracciones, dolores o te sale sangre o líquido de la vagina.
  • Si sufres falta de visibilidad, ten en cuenta que el embarazo puede disminuir aún más tu capacidad de visión, sobre todo si tienes una miopía muy alta.

 


fumar en el embarazo
Te puede interesar:

Consecuencias de fumar en el embarazo