Importancia de hidratarse antes de dormir durante el embarazo

hidratarse

Tu cuerpo está ligeramente deshidratado cuando te despiertas después de seis a ocho horas de sueño. No puedes evitar que esto suceda, pero puedes reducir la cantidad de deshidratación y el impacto que tiene en tu cuerpo y el de tu bebé por nacer. Sugerimos beber una pequeña taza de agua diez minutos antes de acostarse para mantener tu cuerpo mejor hidratado mientras duermes Esto es vital cuando hablamos de la importancia de hidratarse. Aunque tu metabolismo se ralentiza por la noche, tu cuerpo todavía necesita agua para funcionar correctamente.

La taza de agua que bebes justo antes de acostarte puede ayudar a tu cuerpo a procesar las toxinas que se acumularon durante el día. También puede ayudar a eliminar los desechos que tu cuerpo produce a través de la digestión y el metabolismo.

Hidratarse mientras duermes también ayudará a fortalecer tu sistema inmunológico al dar a tus células el agua que necesitan para combatir infecciones y enfermedades. Tu tracto digestivo, tus músculos, tu piel, tu sistema inmunológico y, sin duda, tu bebé pueden beneficiarse de los beneficios de limpieza y lucha contra las infecciones que puede proporcionar el agua potable antes de acostarte.

No esperes hasta que tengas sed

Una vez que sientas sed, ya estás un poco deshidratada. No dejes que tu cuerpo llegue a este punto. Recuerda beber durante todo el día para alcanzar el mínimo de ocho tazas de agua necesarias para un cuerpo sano y un embarazo saludable, sobre todo, en los tiempos de verano, cuando las temperaturas son bastante altas.

Beber agua durante el verano requiere muy poco esfuerzo porque estás motivada para mantenerte fresca. También es posible que tenga ganas de tomar líquidos calientes como café y té en lugar de agua. Para satisfacer estos antojos, al mismo tiempo que obtienes el agua que necesitas, te sugerimos beber agua tibia con un poco de limón. Es nutritivo y satisfactorio, todo al mismo tiempo.

Temas: , ,

Recién nacido, nombres de niña
Te puede interesar:

¡Es niñita! ¿Qué nombre le pongo?