Infecciones en el embarazo que pueden afectar al bebé

infecciones en el embarazo

A lo largo de la vida, todos nos encontramos con muchos virus y bacterias. Como parte de nuestro mecanismo de defensa, el cuerpo produce anticuerpos para ayudar a combatir las infecciones. Esta vez trataremos sobre infecciones en el embarazo, tus síntomas y qué hacer si estás preocupada.

Si tienes anticuerpos contra un virus o bacteria en particular, eres inmune y los anticuerpos ayudan a prevenir o reducir el impacto de contraer la infección nuevamente.

Infecciones en el embarazo

Varicela en embarazo

La infección por varicela en el embarazo puede ser peligrosa tanto para la madre como para el bebé, por lo que es importante buscar asesoramiento temprano si crees que puede tener varicela.

Alrededor del 95% de las mujeres son inmunes a la infección por varicela. Pero si nunca ha tenido varicela (o no estás segura si la has tenido) o entras en contacto con un niño o un adulto que la tiene, habla con tu médico de cabecera, obstetra o matrona de inmediato. Un análisis de sangre determinará si eres inmune.

CMV en embarazo

El CMV (citomegalovirus) es un virus común que forma parte del grupo del herpes, que también puede causar herpes labial y varicela. Las infecciones por CMV son comunes en niños pequeños.

La infección puede ser peligrosa durante el embarazo, ya que puede causar problemas a los bebés no nacidos, como pérdida de audición, discapacidad visual o ceguera, dificultades de aprendizaje y epilepsia.

El CMV es particularmente severo para el bebé si la madre embarazada no ha tenido la infección antes.

No siempre es posible prevenir una infección por CMV, pero puedes reducir el riesgo al:

Lavarte las manos regularmente con agua caliente y jabón, especialmente si has cambiado pañales o trabajas en una guardería
• No besar a los niños pequeños en la cara, es mejor besarlos en la cabeza o darles un abrazo
• No compartir alimentos o cubiertos con niños pequeños, y no beber del mismo vaso que ellos

Estas precauciones son particularmente importantes si tienes un trabajo que te pone en contacto cercano con niños pequeños. En este caso, puedes hacerte un análisis de sangre para determinar si previamente te has infectado con CMV.


Te puede interesar:

Ecografías del embarazo