¿A qué se debe la depresión en la semana 30 de embarazo?

Durante la etapa de gestación la mujer se enfrenta a diferentes cambios tanto físicos como emocionales, esto debido a los cambios hormonales por los que pasa su cuerpo. Alrededor de sus 30 semanas, la madre puede presentar depresión durante el embarazo, aquí te explicaremos porque sucede eso y de daremos algunas recomendaciones para evitarlo.

¿Cómo te sientes?

Las molestias típicas del tercer trimestre, junto con los cambios hormonales, podrían causarte una inestabilidad emocional, como quizá percibiste en los primeros meses del embarazo. También influye la ansiedad en torno al parto y la crianza de tu bebé.

No obstante, esta situación no es preocupante, aunque si adviertes una tristeza o enojo persistente, es mejor que lo converses con un especialista, pues cerca del 10 por ciento de las mujeres padecen depresión en el último período de su embarazo.

Tus 30 semanas de embarazo:

Esta es la semana perfecta para comenzar a poner en orden tus preocupaciones y tratar de resolverlas. Tu bebé está pronto a nacer, y necesitas concentrar todas tus energías en ese maravilloso momento, por eso, es recomendable que descanses, medites o te ejercites. Puedes consultar con tu médico un plan de ejercicios adecuados para esta etapa del embarazo.

Evita la depresión durante el embarazo

Durante la llegada del tercer trimestre de tu embarazo los cambios hormonales pueden hacerte sentir nuevamente algunas variaciones en tu estado de ánimo que, en términos simples, se presentarán como una sensación de decaimiento e infelicidad de manera transitoria o permanente y te harán entrar en depresión.

Esto es a causa de diferentes factores:

  • Cambios hormonales.
  • Antecedentes personales o familiares de depresión.
  • Problemas de pareja.
  • Haber tenido una pérdida.
  • Presentar un embarazo de alto riesgo o tener que enfrentar situaciones estresantes.

Algunos estudios hablan que de cada 10 embarazadas entre 1 y 2 padecen de depresión. Esta patología es muy seria ya que puede ponerte en riesgo a ti y al bebé.

Recomendaciones

Sin embargo existen diversos tratamientos psicológicos y psicoterapia de apoyo grupal, además de los métodos naturales como yoga y Flores de Bach, entre otros.

  • Para evitar la depresión, es fundamental que te relajes y trates de pensar que todo el esfuerzo valdrá la pena cuando tengas a tu bebé en brazos por primera vez.
  • También habla con tu pareja, familia o amigos para expresar tus miedos e inquietudes. Ellos te ayudarán y acompañarán durante el embarazo.
  • Si te sientes muy ansiosa, práctica algún deporte de bajo impacto, yoga o meditación. Así evitarás que la ansiedad desencadene en una depresión.
  • Recuerda ante todo, que cada embarazo es único y que esa persona que se está formando en tu interior depende absolutamente de tu amor y cuidados.

Considera toda la información como ayuda para enfrentar de una mejor manera este cambio de ánimo si llega a sucederte.

Temas: , ,

Relacionados

aborto inducido
Te puede interesar:

Depresión durante el embarazo: todo sobre ello