Corioamnionitis: Infección en el embarazo

Corioamnionitis en el embarazo

La corioamnionitis o infección intraamniótica, infección ovular o amnionitis es la infección del líquido amniótico y las membranas que lo contienen, esta en algunas ocasiones va acompañada de la ruptura de membranas prematuramente o romper completamente el saco amniótico.

Es decir, pertenece a la inflamación de las membranas y la placenta, causada por una infección severa que puede generar reacción o efectos secundarios en el bebé.

Esta complicación del embarazo es poco frecuente, situándose entre el 1% y 2% de los embarazos. Se le asocia a la rotura de membranas y ascenso de los niveles de gérmenes de la vagina que van hacia el interior de la bolsa amniótica. Lo ideal es que el líquido amniótico esté libre de bacterias y gérmenes durante toda la gestación.

¿Cuáles son las causas?

  • Son múltiples los gérmenes implicados en este tipo de infección en el embarazo (Ureaplasma, E coli, Estreptococo B, etc), y generalmente la madre con corioamnionitis tiene más de un germen, es decir, es multibacteriana.
  • En gran parte de los casos estos gérmenes son vaginales.

¿Cómo se infecta la madre y el feto?

  • Aunque existen varias maneras de infectarse, la más usual es cuando un germen se presenta en la vagina, asciende por el canal del cuello uterino y por consiguiente afecta al feto.
  • Se requiere que la bolsa esté rota.
  • En otras ocasiones el germen se encuentra en la sangre.
  • Otra manera de infectarse puede ser cuando el germen de la piel abdominal pasa al feto mediante una amniocentesis.
  • Puede ocurrir en cualquier trimestre de la gestación, sin embargo, se hace más frecuente en los últimos días, próximos al parto.

Esta infección de las membranas genera una reacción inflamatoria que genera contracciones, lo que puede llevar a tener un parto prematuro o en casos de una infección severa, el bebé puede sufrir sepsis neonatal. 

Tipos de corioamnionitis y síntomas

  1. Coriamnionitis subclínica: Aparece sin síntomas, y sin ninguna repercusión clínica.
  2. Coriaminionitis aguda o clínica: En este caso los síntomas pueden variar.
  • Fiebre que supera los 38ºC
  • Taquicardia materna o del feto.
  • Irritabilidad uterina, contracciones que pueden ocasionar a amenaza de parto prematuro.
  • Signos de infección en las analíticas de sangre
  • Aumento de flujo vaginal.

Cuando una mujer embarazada acude al centro de salud con factores de riesgo y en presencia de estos síntomas, además de la bolsa rota, el tratamiento debe realizarse con antibióticos. No obstante, si ya se superó los 8 meses de embarazo, es necesario realizar la inducción del parto y terminarlo antes de las 12 horas de inicio.

De prolongarse el parto y si las condiciones del útero, el registro de monitorización del feto no es tranquilizador por lo que se requerirá una cesárea, sin dejar a un lado los antibióticos intravenosos durante todo el proceso.

Temas: , ,

Mujer semi acostada con la mano en su frente- Dolor lumbar
Te puede interesar:

¿Dolor de pubis en el embarazo? puede ser pubalgia