Cómo evitar infecciones urinarias en el embarazo

parturienta

La higiene, el consumo de líquido y evitar ropa interior que produzca humedad, son algunas acciones para prevenirlas. Consejos importantes a la hora de evitar infecciones urinarias en el embarazo.

Experto: Juan Frías, coordinador de Urología de Clínica Vespucio.

El aumento de las infecciones urinarias en el embarazo o cistitis infecciosa puede asociarse a la mayor exposición a las bacterias que habitan en el agua por baños en piscinas y playas o por el incremento de la actividad sexual.

El coordinador de urología de Clínica Vespucio Dr. Juan Carlos Frías, sostiene que son las mujeres quienes presentan infecciones con mayor frecuencia “debido a la cercanía que existe en la mujer entre la uretra (orificio de salida de la orina) y el ano (orificio de salida de las deposiciones)”.

El uso de ropa ajustada o de materiales como el nylon produce humedad, que “puede favorecer un ambiente propicio para que se trasladen y desarrollen las bacterias. Las relaciones sexuales, a su vez, producen un masaje de la uretra femenina que hace avanzar bacterias desde la uretra hacia la vejiga, estos microorganismos son propios de la mujer, no los aporta el hombre. En este aspecto la higiene y orinar se vuelven claves”, señala. De todas formas según comenta el médico, siempre las mujeres son más propensas que los hombres a contraer este tipo de infecciones.

Síntomas para detectar infecciones urinarias en el embarazo:

  • Sensación de ardor al orinar.
  • Orina turbia, de olor fuerte o con sangre.
  • Necesidad intensa y frecuente de orinar, incluso cuando la vejiga está vacía.
  • Dolor a la espalda o en la parte baja del abdomen.
  • Fiebre en bajo grado.

Tratamiento de infecciones urinarias en el embarazo

Respecto la indicación médica para curar esta situación, el Dr. Frías aclara que “lo más importante es saber de qué bacteria se trata (Escherichia Coli es la más frecuente) y determinar su sensibilidad para ver con qué antibiótico la podremos eliminar, por lo tanto siempre que se presenten los síntomas, es fundamental realizar un cultivo de orina”.

Si bien, asegura, que existen antibióticos seguros para el bebé y la madre, los cuales se pueden utilizar sin problemas durante todo el embarazo, estos deben ser siempre determinados por el médico tratante. “Como no existen enfermedades sino mas bien enfermos, es importante elegir el mejor fármaco para cada caso. No se trata de una receta de cocina. La automedicación podría genera síntomas que no son infecciones y se producir resistencia a los antibióticos”, agrega en relación a los peligros que conlleva el consumo de medicamentos sin prescripción médica.

A modo de tratamiento complementario y en caso de infecciones urinarias recurrentes, el consumo de arándanos o preparados farmacéuticos de éste fruto puede disminuir el riesgo de nuevas infecciones. Pero en el caso de embarazadas, deberás consultar con tu doctor la posibilidad de consumir este preparado.

Para el urólogo de Clínica Vespucio de líquidos, lo más importante en el embarazo es la prevención, por ello nos entrega los siguientes consejos para reducir las posibilidades de contraer una infección urinaria:

  • Consuma mucho líquido (2 a 3 litros por día)
  • Orine frecuentemente y en cuanto sienta la necesidad de hacerlo. Las bacterias pueden crecer cuando la orina permanece en la vejiga urinaria demasiado tiempo.
  • Orine luego de tener relaciones sexuales. Éstas facilitan la entrada de bacterias a la uretra.
  • Realice una adecuada higiene íntima (sin jabón o shampoo), principalmente tras evacuaciones intestinales. La forma de hacerlo es de adelante hacia atrás.
  • Seque bien sus órganos genitales tras el baño. La humedad en esa zona favorece la generación de bacterias.

Temas: ,

el peso de la madre influye en el tamaño del bebé
Te puede interesar:

¿El peso de la madre influye en el tamaño del bebé durante el embarazo?