Cosas diferentes que hace una mujer en su primer y segundo embarazo

diferencias entre el primer embarazo y el segundo

Cada embarazo es una experiencia única, la vivimos y disfrutamos a plenitud a pesar de los miedos y la incertidumbre que nos arropan durante las cuarenta semanas de gestación.

Las mujeres que han pasado por dos o más embarazos deben saber que cada uno es un mundo y si el primero fue tranquilo, el segundo, tal vez, se presente con más movimiento. Aunque después del primer embarazo ya tenemos la experiencia, esto no nos asegura que el segundo sea igual.

También es posible que desaparezcan las dudas del primer embarazo, aunque si tuviste una mala experiencia en este, lo más probable es que los recuerdos y nervios vuelvan si quedas embarazada nuevamente. En este aspecto, ya tienes la experiencia y como ventaja sabrás cómo actuar ante ciertas complicaciones.

¿Qué hacemos diferente en el primer y segundo embarazo?

Las preocupaciones

Desde que nos enteramos que estamos embarazadas nos invade un sustico en la boca del estómago que seguramente se volvió incesante durante el primer embarazo, te preocupaste por su crecimiento intrauterino, por saber cómo era, a quién iba a parecerse, la alimentación, pasabas horas mirando la primera ecografía, tenías miedo, y la panza se revolvía con frecuencia.

Te hacías preguntas sobre su crianza, el colecho, si dolerá amamantar, el autismo, la esquizofrenia, el trastorno bipolar y otros trastornos del desarrollo y mentales, la piel, el sueño, el trasnocho, las vitaminas y su primera fiebre, tus allegados te llenaban la cabeza de mitos y creencias que al final, no tuvieron ningún valor científico y las cosas resultaron menos complicadas de lo que pensaste durante el primer embarazo.

Con el segundo embarazo seguramente tomaste las cosas con calma, las ecografías podían detectar a tiempo cualquier complicación, ya habías pasado por las noches en vela y no eran tan terribles como lo contaban y amamantar se volvió una experiencia extraordinaria (en la mayoría de los casos), seguramente leíste tanto sobre la maternidad, que para tu segundo embarazo ya eres toda una experta desde la alimentación hasta la vida intrauterina del bebé.

La alimentación

Con el primer embarazo lo más probable es que dejes de comer todo aquello que te digan que no se puede comer, sin tomar en cuenta que algunos alimentos que se pueden ingerir con moderación otorgan a la madre y el bebé grandes beneficios como vitaminas y Omega-3. Lo importante es llevar una dieta adecuada sin exponer al feto.

Ya con el segundo embarazo y sabiendo todo esto, no dudarás en comer un poco de pescado (los que son recomendados), alguna cerveza sin alcohol, y hasta la dosis correcta de chocolate.

Preparación para el parto

Si es por cesárea programada o parto vaginal, es normal que sientas miedo la primera vez, te dirán que descargues canciones relajantes y estimulantes, harás algunos ejercicios previos al parto, yoga, preparaciones, sin embargo, todas las teorías sobre las contracciones, los dolores y la epidural nos llenan de angustia antes del nacimiento del bebé.

Después de pasar por esta experiencia, te darás cuenta que lo más importante es tenerlo en tus brazos y que todo dolor, y todo miedo se resume en ese preciso momento cuando el doctor finalmente coloca al bebé en tu pecho.

 

Temas: , ,

mujer embarazada recibe pinchazo para extraer sangre
Te puede interesar:

¿Puedo donar sangre si estoy embarazada?