¿Qué cambios sufre la piel con el embarazo?

Cambios en la piel con el embarazo

La piel en tu cuerpo y rostro cambiará durante el embarazo. Puedes resplandecer con un rostro iluminado o puede que la cara se te llene de espinillas. La especialista Mirtha Cifuentes, dermatóloga de la Red Salud UC en Chile, habló con Facemamá al respecto.

Los cambios hormonales en el embarazo alteran todo nuestro organismo incluyendo la piel, pero unos meses después del parto casi todo volverá a la normalidad. Para que comiences a familiarizarte con estas alteraciones, te enseñaremos cuáles son las más comunes a las que te podrás ver expuesta y comenzar a notar con el paso de los meses.

Cambios en la piel con el embarazo

  • La máscara del embarazo: son parches oscuros en la cara, conocido científicamente como melasma o cloasma. Probablemente, esta condición es causada por un aumento en la producción de melanina, una sustancia natural que le da el tono a la piel. En este punto, la dermatóloga de la Red Salud UC, doctora Mirtha Cifuentes, explica sobre los cuidados que se deben tener al tomar sol estando embarazada. “Los efectos del sol aumentan en el embarazo aunque te coloques protección solar. Especialmente respecto al melasma, que puede agravarse, aún con filtro solar”.
  • Las estrías de distensión: estas líneas rojizas se desarrollan habitualmente en el abdomen y mamas. Se producen por los cambios hormonales y la mayor distensión de los tejidos.
  • Línea negra: junto a otros cambios de color (tus pezones pueden cambiar de rosado a café oscuro, los lunares pueden oscurecerse, etc.), causados por los cambios hormonales en tu cuerpo, puede aparecer una línea oscura desde el ombligo al hueso púbico. Esta línea volverá a su color original después del parto (aunque tus pezones nunca serán 100 por ciento rosados otra vez).
  • Las venitas en forma de araña (o arañas vasculares): estas venas parecen telarañas muy pequeñas y pueden aparecer en la cara, las piernas o el torso. Son causadas por los cambios hormonales y probablemente por el aumento de la presión a nivel de los capilares cutáneos.
  • El acné: en el embarazo estás experimentando cambios hormonales tan dramáticos como en la pubertad, por lo que es normal la aparición de acné en la cara, pecho y espalda mientras estás embarazada.
  • Erupción polimorfa del embarazo: el uno por ciento de las mujeres embarazadas presenta esta condición incómoda, pero benigna, para la madre y el feto. Se trata de la aparición de ronchas, lesiones puntiformes rojizas y prurito, que aparecen especialmente en el vientre, sobre las estrías, como así también en brazos y piernas. La causa es desconocida, pero se sabe que las mujeres que suben de peso excesivamente o que esperan gemelos son más propensas a desarrollar este trastorno. Esta erupción ocurre típicamente en el tercer trimestre y desaparece después del parto. También pueden aparecer algunas enfermedades de la piel, o agravarse algunas que tenías previamente, por lo que es muy importante el control con tu médico.
  • El resplandor: hay muchas cosas que te molestarán en el embarazo, como las hemorroides y los pies hinchados, pero uno de los efectos secundarios agradables del embarazo es una mirada saludable y resplandeciente en la cara. “El resplandor” comienza generalmente en el segundo trimestre (cuando el malestar de las náuseas se ha ido). Según los expertos, el aumento de volumen de sangre en tu cuerpo (tienes hasta un 50 por ciento más que fluye por las venas) irradia a la cara, que tiene vasos sanguíneos justo bajo la superficie. Además, el aumento de secreciones de las glándulas grasas en la cara hace que la piel parezca más brillante y sana.

Disfruta de tu embarazo, una vez que el bebé nazca, tu volumen de sangre y tus hormonas vuelven a la normalidad y con eso la mayoría de estos cambios desaparecerán.

Temas: , ,

Relacionados

celulitis
Te puede interesar:

Celulitis en el embarazo