El correcto uso del inhalador (puff) en bebés y adultos

uso correcto del inhalador

El tratamiento kinésico puede ejecutarse en conjunto con terapia inhalatoria (puff o nebulización). Cuando los cuadros respiratorios se complican, la presencia del kinesiólogo como complemento del tratamiento médico es de gran ayuda para promover la pronta recuperación del paciente. El uso correcto del inhalador mejora eficazmente la obstrucción respiratoria y brinda alivio al afectado.

Experto: Kinesiologas. 

La kinesiología respiratoria a través de maniobras manuales, ejercicios respiratorios, posicionamientos y el uso correcto del inhalador (cuando sea necesario) permite mejorar la ventilación pulmonar y eliminar el exceso de secreciones, disminuyendo así la obstrucción y el esfuerzo respiratorio del paciente.

Los errores más comunes al administrar los puff son los siguientes:

  • No agitar el puff antes de la aplicación.
  • Mala coordinación entre la activación del puff y la inspiración del paciente.
  • Múltiples activaciones del puff.
  • Inhalar por la nariz el medicamento.
  • Posición inadecuada del paciente y/o del puff.
  • Mal ensamblaje del puff con el espaciador (aerocámara).
  • Secar el espaciador con un paño después de ser lavado.

Uso correcto del inhalador en los lactantes:

  • Escoger un espaciador que abarque nariz y boca.
  • Agitar el puff aproximadamente por 30 segundos y conectar al espaciador.
  • Adosar el espaciador a la nariz y boca del bebé.
  • Apretar sólo 1 vez el puff y mantener el espaciador adosado de 5 a 10 respiraciones.
  • Sacar el espaciador, separar del puff y esperar 1 minuto aproximadamente.
  • Repetir el ciclo anteriormente explicado hasta llegar a la dosis recetada por el médico.
  • Luego de terminar el proceso, separar el espaciador del puff y lavar el primero con agua y jabón. Enjuagar bien y dejarlo secar. No seques el espaciador con un paño, pues pueden quedar pelusitas adheridas al mismo, que podrían ser aspiradas por el paciente en la siguiente aplicación.

Foto1

La técnica óptima en los niños más grandes es la siguiente:

  • Escoger un espaciador que abarque sólo la boca.
  • Agitar el puff aproximadamente por 30 segundos y conectar al espaciador
  • Adosar el espaciador a la boca del paciente.
  • Apretar sólo 1 vez el puff e inhalar lento y profundo.
  • Aguantar el aire por 5 segundos y luego exhalar.
  • Sacar el espaciador, separar del puff y esperar 1 minuto aproximadamente.
  • Repetir el ciclo anteriormente explicado hasta llegar a la dosis recetada por el médico.
  • Luego de terminar el proceso, separar el espaciador del puff y lavar el primero con agua y jabón. Enjuagar bien y dejarlo secar.

Foto2
Para el uso correcto del inhalador, en facemamá esperamos que las recomendaciones especificadas sean de gran ayuda y frente a cualquier otra duda siempre pregunten a un especialista antes de actuar.

 

Temas: , ,

Pesadillas en los bebés
Te puede interesar:

¿Tienen pesadillas los bebés?