Las causas de los problemas cardíacos en los niños

causas de los problemas cardíacos en los niños

En las últimas décadas las consultas cardiológicas se han triplicado y según confirma Lida Toro, cardióloga infantil de Clínica Avansalud, la razón se debe a mala alimentación y el sedentarismo que viven los niños actualmente, lo que ha aumentado de forma notoria las cifras de obesidad y los consiguientes problemas médicos que esto puede ocasionar.

En cuanto a la alimentación, el problema reside en la presencia de hábitos poco o nada saludables, como el consumo excesivo de grasas saturadas y grasas trans, las que están presentes en comidas chatarras como: papas fritas, hot dogs, hamburguesas y más.

¿Qué debería entonces comer un niño?

  • Según la Dra. Toro la dieta básica debe contener carnes blancas (pollo, pavo, pescado).
  • Abundantes frutas, verduras y fibras, reduciendo asimismo la ingesta de hidratos de carbono refinados y bebidas gaseosas con azúcar.

“Es fundamental mantener una dieta saludable para evitar problemas cardíacos tanto en la niñez como en la edad adulta”, advierte la especialista.

Pero este ítem por sí sólo no es suficiente, ya que su complemento es el ejercicio, fundamental para una buena calidad de vida. En opinión de la cardióloga, el principal desafío es asociar la actividad física con algo lúdico, dejando atrás la idea de la clase semanal de educación física como sinónimo de sedentarismo y desgano.

 “Si un niño se ve obligado a comer sano y hacer ejercicio, pero ve que sus padres hacen todo lo contrario, no tendrá la motivación para mantener la rutina, por lo que es clave el ejemplo que pueden entregar los progenitores, ojalá desde que los niños son pequeños.”

¿Cómo saber si mi hijo tiene problemas al corazón?

Aunque siempre se debe analizar, existen algunos síntomas en los pequeños que pueden ser reflejo de problemas al corazón y que requerirán de consulta y tratamiento médico.

“En recién nacidos, las señales pueden ser una baja o mal incremento del peso, que los niños se pongan azules o se cansen con facilidad después de alimentarse, respiración agitada, sudoración excesiva y crecimiento inadecuado”, explica la Dra. Toro.

Cuando se trata de niños más grandes, se pueden notar deficiencias si se cansan demasiado rápido durante alguna actividad física, muestran problemas respiratorios recurrentes o presentan algún soplo cardiaco patológico ya que existe una alta incidencia de soplos benignos durante la infancia.

En la cita médica, se determinará el estado cardiológico del niño mediante un electrocardiograma y también solicitará exámenes de índice metabólico, resistencia a la insulina, lípidos y colesterol.

Además, el equipo multidisciplinario compuesto por cardiólogos, nutricionistas, psicólogos y kinesiólogos, entregarán al paciente y su familia un tratamiento integral para ayudar a la recuperación del menor.



alopecia infantil
Te puede interesar:

Alopecia infantil: Perdida de cabello en niños