Cómo evitar la dermatitis del pañal

evitar la dermatitis del pañal

Muchos padres observan que su bebé presentan molestias en la zona donde le pega el pañal y se dan cuentan que sus pequeños padecen de la llamada dermatitis del pañal. ¿Has escuchado hablar de este tema? ¿Ha sufrido tu bebé de dermatitis? ¿Quieres saber cómo evitar la dermatitis del pañal?

Hoy día son muchos los niños que sufren de dermatitis ocasionada por los pañales y resulta preocupante para los padres el no saber cómo evitar la dermatitis del pañal, por esta razón te daremos algunos consejos que pueden ser prácticos para evitar que tu hijo sufra de dermatitis del pañal y puedas estar tranquila al saber que tu pequeño está protegido.

Pero antes de indicarte cómo prevenir la dermatitis del pañal, te explicaremos un poco a que se refiere el término.

La dermatitis del pañal es un tipo de inflamación que se produce en la piel de tu bebé, específicamente en la zona en contacto con el pañal, que se evidencia por medio de la aparición de manchas rojas en la zona afectada.

Por lo general, cuando un bebé sufre de dermatitis del pañal se muestra irritado, llora constantemente y se mantiene con molestias.

La causa más frecuente por la que se origina la dermatitis del pañal es por la exposición prolongada a la orina o las heces, es decir, cuando no se cambia con frecuencia el pañal al bebé, pero no solo eso causa la dermatitis, sino que también puede presentarse porque el pañal o la ropa está muy ajustado, por el uso de un nuevo producto que produzca alergia a la piel del bebé, por la humedad, entre otros.

Cómo evitar la dermatitis del pañal:

  • Cambia los pañales con frecuencia: Una de las mejores formas de evitar la dermatitis es cambiando los pañales cada vez que estén mojados o sucios, es importante señalar en este punto que hoy día los pañales desechables presentan un mayor absorción y por tal motivo los padres no se dan cuenta cuando su bebé orina, pero debes estar al pendiente pues la vejiga de tu hijo es más pequeña que la de un adulto y por consiguiente orina con mayor frecuencia.
  • Mantén la piel de tu bebé limpia y seca: Después de cada cambio de pañal es conveniente que limpies y seques bien la piel de tu bebé, puedes usar una toallita que no contenga alcohol ni perfume o un jabón que sea suave. Recuerda que al secar la piel es mejor dar palmaditas con la toalla y no frotar para no ocasionar alguna irritación.
  • Coloca el pañal de una manera que no quede muy ajustado: Si el pañal está ajustado no entrará aire a la piel de tu bebé y por eso estará más humedad, permitiendo que se genere la dermatitis del pañal.
  • Aplica crema al bebé de forma recurrente: Si observas que tu bebé está presentando algún enrojecimiento en la piel es recomendable que después del cambio del pañal o al bañarlo le coloques un ungüento o crema que le proteja la piel y lo mantenga hidratado.
  • Mantén a tu bebé sin pañal por un tiempo: Para proporcionarle aire a la piel de tu bebé y evitar la dermatitis del pañal es prudente que lo dejes sin pañal por un tiempo para que se seque de manera natural.

 

 


Bebé en cuna
Te puede interesar:

El preocupante primer resfrío del pequeño