Vacunar: una responsabilidad de vivir en sociedad

Vacunas para los niños

Las vacunas que sirven para evitar enfermedades en los bebés han causado mucha polémica desde el primer momento en que se empezaron a distribuir entre la sociedad, ya que el miedo de los padres hacia las reacciones adversas y los falsos mitos que envuelven a la inmunización contra algunos virus, han provocado que familias enteras se resistan a vacunar a sus bebés. Te invitamos a conocer las razones por las cuales es fundamental vacunar a nuestros hijos.

Experto: Marcela Potin, infectóloga pediatra.

La tendencia de no vacunar no es nueva en el mundo, y responde a que las nuevas generaciones de padres, no conocen de enfermedades infecciosas graves que han sido erradicadas o controladas con vacunas. Ellos no han visto personas con secuelas de polio ni saben de los niños fallecidos por sarampión durante el brote de la década del 80 en nuestro país, probablemente porque eran aún muy pequeños para saberlo y porque sus padres si decidieron vacunarlos. Tampoco han visto bebés con secuelas graves de la infección por virus rubéola durante el embarazo (ceguera, daño cardíaco y neurológico).

Las generaciones actuales disfrutan de un mundo con niños libres de sarampión, hepatitis B, difteria, septicemia o meningitis por bacterias como H influenza B o neumococo entre otras gracias a esfuerzos de años de muchas familias que decidieron usar vacunas.

En una búsqueda legitima por cierto, de una vida mas natural y libre de cualquier riesgo (aunque sea virtual), algunos padres deciden no vacunar a sus hijos, basados en supuestos riesgos de asociación de algunas vacunas con cuadros neurológicos como autismo o trastornos del desarrollo (déficit atencional y otros). Si bien es cierto que las vacunas pueden producir reacciones adversas menores como dolor, fiebre, llanto, y en forma infrecuente reacciones mas importantes , es necesario poner en perspectiva la gravedad de las infecciones que estas previenen v/s la baja frecuencia de estas reacciones.

Vacunar: una responsabilidad de vivir en sociedad

Si bien la decisión de no vacunar es individual, es importante considerar la responsabilidad social de esto, ya que puede impactar en la salud de otras personas mas frágiles. Así los niños no vacunados pueden constituir una fuente de infección u originar brotes, que pueden afectar a otros niños que aun no han completado su esquema de vacunación por ser muy pequeños o también a enfermos que por su condición no pueden ser vacunados . Estos individuos mas vulnerables dependen de un ambiente seguro y libre de infecciones transmisibles.

Temas: , ,

quitar el hipo
Te puede interesar:

¿Cómo quitarle el hipo a un recién nacido?