Dieta de un bebé de 6 meses a 1 año

Alimentación para bebés de 6 meses a 1 año

En este artículo encontrarás:

A medida que un bebé crece, sus necesidades alimenticias evolucionan. A partir de los 6 meses de edad, se produce uno de los cambios principales en la alimentación del niño, dejas de darle solo leche para comenzar a dar otros alimentos, los cuales, van a complementar la lactancia.  Si tienes un hijo en esta etapa, probablemente te preguntarás qué puedes darle de comer y cómo introducir en su dieta nuevos alimentos.

En resumen, el pequeño debe ir avanzando gradualmente de los líquidos a los semilíquidos, de los semilíquidos a los colados y de los colados a los picados.

Se recomienda que los niños aumenten su porción de carne o pescado de 10 gramos a 30 diarios. También que beban bastante agua pura y jugos naturales de fruta, sin azúcar ni endulzantes. En cuanto a las bebidas cola, no debes darles, ya que no son capaces de digerirlas.

Desayuno

Los pequeños aman su leche, así que puedes seguir dándole su “papa” –de 200 ml a 250 ml–, incluyendo algunas cucharaditas de cereales infantiles especiales. El niño puede tolerar una mezcla más consistente, en la que él defina cuál es su preferencia.

No olvides que el desayuno es primordial y no debe saltarse. Si notas que a tu hijo no le gusta mucho tomar en mamadera, puedes prepararle los ingredientes en un bol para que comparta la experiencia del desayuno con toda la familia.

Almuerzo

A continuación te detallamos un menú tipo:

Entrada. 2 o 3 cucharadas de verduras crudas, pasadas por la licuadora.

Plato fuerte. Puré de verduras (el cual puede tener trozos pequeños al acercarse el año de edad). Este plato se debe mezclar con una medida de leche de alto aporte de hierro junto con una pizca de mantequilla o media cucharadita de aceite. Aparte, puedes darle jamón, carne, pescado o huevo duro, de manera que el pequeño distinga los sabores y colores.

Postre. Un yogur o requesón, mezclados con puré de frutas o frutas picadas. También se puede hacer una especie de mermelada con la fruta, o dársela cocida, en una compota. Cuando el bebé cumpla 10 meses, puedes empezar a darle rodajas finas de fruta pelada, la cual debe ser blanda (como durazno o pera).

Merienda

Durante la tarde el niño tomará una mamadera con unos 200 gramos de leche. Si no quiere beber del biberón, puedes darle la leche en un bol con cereales para niños. Otra idea es preparar natillas con leche hervida (la cual aporta la misma cantidad de hierro).

Gradualmente, agrega un par de galletitas o cortezas de pan – sin miga para no generar indigestión. Recuerda estar pendiente del pequeño si le das comidas trozadas, ya que podría atragantarse con ellas si los lleva completas a la boca.

Cena

A continuación te detallamos un menú tipo:

Plato fuerte. Puré de verduras con 200 gramos de leche, tapioca o sémola. Dependiendo de la consistencia se puede beber o comer. Otra opción es una sopa de verduras con una medida de leche en polvo. Puedes incluir diversas verduras, pero es mejor dejar de lado el pimiento morrón y la col, ya que son inflamatorios. A partir de los 6 meses, puedes darle al niño purés y sopas deshidratadas.

Un recordatorio: Se le debe dar una porción de proteína animal diaria (ya sea carne, huevo duro o pescado); es decir, sólo en el almuerzo o en la cena, no en ambos.

Postre. Si el postre del almuerzo incluyó productos lácteos, debes darle solamente mermelada de frutas o un puré de fruta cruda.

Temas: , ,

Te puede interesar:

¿Sabías que a través de olores las madres enseñan a sus bebés sus propios miedos?