Mujeres epilépticas y riesgos en el parto

Convulsiones durante el embarazo

La epilepsia es una afección neurológica, también es conocida como un trastorno provocado por el aumento de la actividad eléctrica de las neuronas en algunas partes del cerebro. Las personas que asimilan el incremento de esta actividad eléctrica pueden sufrir lo que es conocido como ataques epilépticos.

La epilepsia en mujeres puede ser un problema grave, por lo que es estrictamente necesario llevar un control constante y sin faltas, especialmente en aquellas mujeres que desean planificar un embarazo.

Sarah C. MacDonald, de la Escuela T.H. Chan de Salud Pública de Harvard, en Boston, Massachusetts, Estados Unidos, y coautores analizaron resultados obstétricos, incluyendo la muerte materna, parto por cesárea, duración de la estancia, preeclampsia, parto prematuro y muerte fetal en un estudio retrospectivo de mujeres embarazadas identificadas a través de los registros de hospitalización entre 2007 y 2011.

Los autores encontraron que las mujeres con epilepsia tienen un riesgo de muerte durante la hospitalización para el parto de 80 muertes por cada 100.000 embarazos, superior a las 6 muertes por cada 100.000 embarazos entre las mujeres sin epilepsia. Los autores reconocieron que sus datos carecían de las causas últimas de la muerte durante el parto entre las mujeres con epilepsia y que aunque el riesgo de muerte es mayor, la muerte de una madre durante el parto sigue siendo muy poco frecuente, incluso entre las epilépticas.

El estudio plantea también que las mujeres con epilepsia estaban en mayor riesgo de otros resultados adversos, incluyendo preeclampsia, parto prematuro y muerte fetal. En estas mujeres también ha aumentado la utilización de servicios de salud, incluyendo un mayor riesgo de parto por cesárea y estancia hospitalaria prolongada sin importar el método de alumbramiento, concluye el estudio.

Bebés de madres epilépticas

Algunos especialistas aseguran que el 90% de los niños de madres que han sufrido de ataques epilépticos son saludables, aunque recalcan que por lo menos en el 10% restante pueden darse algunas complicaciones:

  • Nacimiento prematuro.
  • Retraso en el desarrollo del bebé.
  • Bajo peso al nacer.
  • Muerte en el parto o poco después.
  • Síndrome de abstinencia por la falta de medicamentos administrados a la madre para la epilepsia e hipoxia (problemas de oxigenación).

Consideraciones estrictamente necesarias

  • Durante el embarazo se deben visitar constantemente a los médicos tratantes (obstetra-neurólogo), ellos serán los encargados de comprobar la salud del bebé.
  • Muy importante es que la mujer no deje de tomar la medicación anticonvulsiva por cuenta propia, ya que pueden aumentar las posibilidades de convulsiones.
  • Es vital tomar suplementos vitamínicos y ácido fólico que recomienden los especialistas.

Es importante que las mujeres no se den por vencidas, la epilepsia con un tratamiento adecuado te hace llevar una vida normal y saludable. Si deseas convertirte en madre sólo debes consultar con un obstetra y un neurólogo sobre los pasos que debes seguir. Tomando las precauciones necesarias tus deseos de ser madres no serán solo un sueño. ¡Anímate a ser mamá!

Temas: , ,

Bebés con discapacidad
Te puede interesar:

Bebés con discapacidad