Consejos sobre la maternidad que no debemos seguir

Cómo cuidar a un bebé prematuro

Si ya eres mamá o estás embarazada, seguramente comienzas a escuchar infinidad de recomendaciones y consejos sobre la maternidad, sin embargo, debemos prestar atención a aquello que nos dicen ya que no todo es cierto.

Consejos sobre la maternidad que no debemos seguir

Dejar al bebé llorando: Los mitos urbanos cuentan que «es bueno dejar llorar al recién nacido para que se desarrollen sus pulmones» pero esto no es cierto, los especialistas recomiendan tomar al bebé en los brazos cuando lloran y además aprender a reconocer su llanto, no siempre es por hambre o cólico. El recién nacido necesita atenciones y es un error dejarlo llorar en la cama o cuna.

Darle pecho o biberón apenas llore: La vida de los bebés dentro del útero generalmente es plácida, por lo tanto, después de nacer debemos ser pacientes a su adaptación extrauterina, misma que será paulatina, el recién nacido buscará la manera de comunicarse, pero su llanto todo el tiempo, no es sinónimo de hambre.

No dormir con el bebé o no podrás cambiarlo de habitación más adelante: Especialistas han confirmado los beneficios de practicar el colecho seguro, tanto para los padres como para los bebés, hacerlo de forma correcta fortalece el apego, reduce el riesgo de pérdida del bebé y mejora la rutina del sueño.

Retomar el trabajo antes de tiempo para que el bebé se adapte a la ausencia de la madre desde pequeño: Seguramente este es uno de los consejos sobre maternidad que vas a escuchar repetidas veces, sin embargo, no es cierto, ser padres es una etapa maravillosa y si la ley ampara el tiempo del postnatal ¿por qué no disfrutarlo?

Los bebés que no tienen dientes no pueden masticar: Cuando el bebé pasa al proceso de comer alimentos líquidos seguramente cercanos te dirán que evites los sólidos porque el pequeño no tiene dientes, esto también es un error, a medida que va pasando el tiempo y según su edad, puedes ir incorporando a la dieta del bebé trocitos de frutas esto además de ser nutritivo, estimula el gusto y las mandíbulas del bebé.

Temas: , ,

bebé
Te puede interesar:

Síndrome de alcoholismo fetal