Hábitos alimenticios se formarían desde el vientre materno

alimentación sana en el embarazo

Mantener una alimentación equilibrada desde el embarazo, es la mejor forma de asegurar que los niños crecerán y se convertirán en adultos sanos.

Los buenos o malos hábitos alimenticios empiezan en casa, de hecho, un estudio publicado por el British Journal of Nutrition afirma que las adicciones a la comida chatarra o alimentos pocos nutritivos que presentan muchos niños podrían haberse originado en el útero materno, debido a los hábitos alimenticios de sus madres.

Algunos especialistas en nutrición aseguran que, los bebés de las personas que se alimentan de forma incorrecta durante los primeros meses de gestación son propensos a sufrir obesidad, diabetes, hipertensión y enfermedades cardiovasculares. Diversos estudios revelan la importancia de los hábitos de la madre para evitar problemas de sobrepeso en infantes, así como las afecciones mencionadas.

La alimentación en el embarazo y la obesidad

Según investigadores del Royal Veterinary College londinense, el excesivo consumo de comida chatarra de las madres durante el embarazo o la lactancia podría afectar la normalidad y el control del apetito de los niños, generando obesidad con el tiempo.

Una buena alimentación es fundamental para la vida de los seres humanos en general, pero siempre podemos hacerlo mejor, es decir, si en tus planes esta concebir es importante que antes sigas algunas recomendaciones que también aportarán a la salud del bebé:

  • Comenzar con una alimentación sana.
  • Si estas tratando de quedar embarazada es importante tomar un suplemento de ácido fólico al día.
  • Suspender la ingesta de alcohol inmediatamente.
  • Es recomendable averiguar acerca de la historia de salud de su familia.
  • Es importante averiguar sobre sus condiciones de salud en general.
  • Corroborar si tienes todas las vacunas antes de salir embarazada.

Tener un bebé es una excelente oportunidad para mejorar tu salud y la de tu familia, al cambiar tus hábitos de alimentación y fomentar un adecuado consumo de proteínas e hidratos de carbono. Los expertos exhortan a las futuras madres a cuidar su alimentación durante esta importante etapa. No se trata de “comer por dos”, sino de consumir lo necesario para la madre y el niño.



Relacionados

reflejos de un recien nacido
Te puede interesar:

¿Es bueno tomar al bebé en brazos cada vez que llora?