Inicio > Recién Nacido > Ictericia

Ictericia en Recien NacidosIctericia

Al nacer tu bebé y una vez que te den el alta deberás poner mucha atención en los factores que pueden revelar la presencia de Ictericia en tu bebé. Pon atención en la siguiente información.

Experto: Dra. Marcela Milad, Jefa del Servicio de Neonatología de Clínica Santa María

Este trastorno en la salud del recién nacido corresponde a la coloración amarillenta de piel y mucosas, la cual se debe a la presencia de bilirrubina en la sangre. De acuerdo con la Dra. Marcela Milad, Jefa del Servicio de Neonatología de Clínica Santa María, la ictericia es una enfermedad propia del período neonatal y se presenta en aproximadamente el 60% de los recién nacidos sanos.

La bilirrubina es un subproducto normal de los glóbulos sanguíneos portadores de sangre. Generalmente se evacua del torrente sanguíneo por el hígado, la transforma y luego la envía a los riñones para que sea eliminada, eso quiere decir que todos somos en algún minuto portadores de ella. Pero a veces los bebés producen una cantidad mayor, por lo que su inmaduro hígado, no la puede procesar.

Ictericia normal y patológica

Es posible que tu bebé presente un tipo de ictericia considerada normal o fisiológica. Esta se caracteriza por niveles de bilirrubina bajos en la sangre. En estos caso la coloración amarilla aparece entre las 48 a 72 hrs de vida y se resuelve espontáneamente entre los 7 a 10 días de vida del recién nacido de término. Por lo no requerirá de tratamiento especial, solo asegurar una buena lactancia en el recién nacido.

En otros casos los niveles de bilirrubina superarán lo establecido como normal pasando a llamarse Hiperbilirrubinemia o Ictericia patológica. Estos caso si requerirán de mayor observación y tratamiento especial. Para ello será necesario medir la bilirrubina presente en la sangre del menor y constatar que ésta sea superior a los siguientes rangos:

• Menos de 12 mg/dl a las 48 hrs de vida
• Menos de 15 mg/dl a las 72 hrs de vida

Las causas de ictericia patológica son variadas, siendo la enfermedad hemolítica por incompatibilidad sanguínea la más importante y que puede alcanzar niveles de ictericia muy elevados y potencialmente graves. A su vez existen otros factores que contribuyen a la hiperbilirrubinemia en el período de recién nacido:

  • Mayor número de Glóbulos Rojos circulantes
  • Menor sobrevida del Glóbulos Rojos
  • Glóbulos Rojos envejecidos en proceso de destrucción
  • Ingesta oral disminuida y escasa flora intestinal
  • Insuficiente funcionalidad hepática
  • Presencia de sangrados y hematomas
  • Ictericia por hipoalimentación
  • Ictericia por leche materna
  • Infecciones

Efectos de la Ictericia patológica

Por otra parte la Jefa del Servicio de Neonatología de Clínica Santa María, indica que la importancia de esta enfermedad radica en el efecto tóxico que puede generar sobre el Sistema Nervioso Central.

Una de las secuelas más graves es la presencia de una Encefalopatía Aguda, que a su vez se caracteriza por manifestar signos neurológicos de dificultades de succión, poca reactividad del niño, falta de fuerzas y progresión a signos más severos de compromiso neurológico, pudiendo finalmente terminar en un daño definitivo y severo, denominado Kernicterus.

Tratamiento para la Ictericia o Hiperbilirrubinemia patológica

Según sostiene la especialista el tratamiento para esta enfermedad es la Fototerapia, la cual “consiste en la colocación de luz, a través de tubos fluorescentes aplicados sobre la piel desnuda del niño y con protección ocular”. Dicho procedimiento debe realizarse en un centro asistencial.

Asimismo, la Dra. Milad explica que el objetivo fundamental de este tratamiento es transformar la bilirrubina en un producto no tóxico y fácilmente desechable a través de la vía biliar o urinaria.

El tiempo y nivel de exposición de los bebés a la fototerapia lo establecerá el pediatra tratante a través de curvas especialmente diseñadas para esta enfermedad, calculadas en relación a la edad del recién nacido y sus factores de riesgo.

Datos para tener en consideración

  • La coloración amarilla en la piel del bebé será descendente, desde el rostro hacia la planta de los pies. Asimismo podrá observarse en la parte blanca del ojo.
  • Evaluar diariamente los 2 a 3 primeros días de su vida evaluando diferentes aspectos de su etapa de transición y dentro de ella, la presencia o no de ictericia.
  • En recién nacidos dados de alta en forma precoz, antes de las 72 hrs deben realizar control pediátrico a los 2 a 3 días de alta.
  • Privilegiar la lactancia frecuente en los primeros días para asegurar un buen aporte al niño.
  • Si los padres perciben que la coloración amarilla de la piel aumenta en casa o persiste después de la primera semana o a los 10 días de vida, debe asistir al doctor a la brevedad.
  • Señales de alarma: al bebé le cuesta despertarse o no duerme nada; no succiona bien la leche materna ni en mamadera, pañales secos o sin mucha orina.
Publicidad

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV