Inicio > Bebé > ¿Cómo aliviar el reflujo del bebé?

¿Cómo aliviar el reflujo del bebé?¿Cómo aliviar el reflujo del bebé?

Para calmar las incomodidades que el reflujo produce en el bebé, te recomendamos poner en práctica algunas de estas propuestas.

Experto: María Isabel Miquel, gastroenteróloga infantil de Clínica Alemana

 

Una correcta posición es fundamental

Durante la alimentación es mejor utilizar una posición vertical, porque así la gravedad ayudará a que la leche no se devuelva fácilmente. Después de la alimentación lo más recomendable es mantenerlo en la misma posición y no moverlo mucho durante un rato. “Una vez que has terminado de darle la leche, mantenlo un tiempo en posición vertical, idealmente una hora” explica la especialista.

Haz que eructe durante y después de las comidas. Luego, cuando llegue el momento de dormir la siesta evita ponerlo boca abajo para no apretar su pancita, “ponerlo de lado izquierdo o boca arriba” es lo mejor según la doctora. También puede ser útil darle menos cantidad de leche de pecho o de fórmula cada vez que lo alimentas. Se compensa esto dándole de comer más veces.

El lugar donde duerme

Puede ser que otros papás te recomienden que hagas dormir a tu hijo en una silla de bebé para auto, sin embargo, los especialistas en el tema no lo aconsejan por ningún motivo, ya que no han sido diseñadas con este objetivo. Éstas pueden presionar el estomago del bebé agravando los síntomas del reflujo y existe siempre el peligro de caídas.

Accesorios para dormir

Hay algunos que sirven para fijar la posición del bebé mientras duerme, sin embargo, te recomendamos no usarlos porque existe peligro de sofocación. Tampoco es recomendable que uses almohadas.

Aunque probablemente tu bebé se sentirá más cómodo en una posición boca abajo porque le ayuda a aliviar el malestar del reflujo, los expertos recomiendan que no lo hagas ya que aumenta el riesgo del síndrome de muerte súbita.

Toxicidad del cigarro

Si tu hijo está expuesto al humo del tabaco se pueden agravar sus síntomas de reflujo. Por eso, debes evitar por completo exponerlo a este daño.

Consideraciones importantes

El reflujo es un fenómeno fisiológico de los menores de 6 meses. Sin embargo, cuando un lactante presenta dolor al alimentarse (llanto), sangre en la regurgitación, no aumenta debidamente de peso o sufre atoros o apneas por el reflujo, estamos ante una enfermedad: el reflujo gastroesofágico. En estos casos, hay que consultar al pediatra del niño para que lo evalúe e indique el tratamiento más adecuado.

Publicidad

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV