Líquido amniótico: Qué es y para qué sirve

líquido amniótico

Probablemente sabes el líquido amniótico rodea y forma el ambiente en el que está tu bebé en el vientre, pero ¿estás consciente por qué razón es tan importante?

Experto: Guido Juárez de León, gineco-obstetra del Hospital Clínico de la Universidad de Chile

¿Qué es el líquido amniótico?

El líquido amniótico es un fluido claro que envuelve y protege al feto durante su desarrollo en todo el embarazo.

Tiene como función proteger, amortiguar el efecto de las contracciones y golpes, mantener una temperatura constante alrededor del feto y permitir el libre movimiento de éste ayudándolo a desarrollarse con normalidad.

Su ausencia perjudica desde el buen crecimiento de los pulmones hasta la formación de las extremidades.

¿Durante qué periodo del embarazo se forma el líquido amniótico?

Se forma hacia la cuarta semana de gestación, una vez que el embrión ha anidado en las paredes del útero y se empieza a formar la cavidad amniótica, la que se llenará de líquido.

Durante el primer trimestre, este líquido deriva de la sangre materna, pero a partir de la semana 12, el bebé interviene también con su orina.

Luego de 10 semanas de gestación, el líquido se compone de proteínas, carbohidratos, lípidos y fosfolípidos, urea y electrolitos, los que nutren al feto.

Por las semanas 18 a la 20, el 90 por ciento del líquido es producido por el riñón del bebé.

El feto llena su vejiga cada media hora y la vacía, renovando el líquido varias veces al día.

¿Cuál es su color normal?

Lo normal es que sea claro. Su aspecto varía según la madurez del embarazo. En fetos de pre término es transparente (nacimiento antes de las 37 semanas de gestación).

Gradualmente adquiere grumos que provienen de la descamación de la piel del feto, ésta va en aumento con el tiempo y adquiere un aspecto lechoso en fetos que se pasan de su fecha de parto normal.

En caso de episodios de estrés fetal en que hay liberación de contenido intestinal del feto llamado meconio, el líquido se oscurece.

¿La cantidad de líquido amniótico varía durante las etapas de embarazo?

La cantidad máxima de líquido amniótico puede originarse entre las 27 y 34 semanas alcanzando 800 ml, luego a partir de la semana 38 comienza a disminuir a 500 – 600 ml hasta el final del embarazo.

¿De qué forma nos damos cuenta que perdemos líquido amniótico?

Es normal una mayor humedad genital en el embarazo. No obstante, cuando hay rotura de las membranas, hay pérdida evidente y contundente de líquido que empapa hacia abajo.

¿Qué pasa si hay pérdida abundante de líquido amniótico?

En embarazos mayores de 35 semanas, cuando se genera una gran perdida de líquido amniótico, lo común es inducir el parto ya que la bolsa protege al feto de las infecciones. Por lo general, luego de la rotura de bolsa es usual que la embarazada comience el trabajo de parto y la dilatación. Si esto ocurre es necesario que acudas de inmediato a tu ginecólogo.



Relacionados

¿Puedo montarme a la montaña rusa?, veamos que opina el doctor Nelson B.
Te puede interesar:

Video: ¿Es seguro subirse a la montaña rusa en el embarazo?