Inicio > Niño > Alergias > Enfermedades causadas por alergia

Enfermedades causadas por la alergia

Alergia significa "respuesta diferente", y no se trata de una enfermedad en sí, sino una característica debido al exceso de un anticuerpo llamado Inmunoglobulina E (IgE), la que reacciona a sustancias determinadas que provocan la respuesta alérgica. Si la reacción sucede a nivel de la mucosa de la nariz, se produce una rinitis alérgica; si sucede en los ojos, una conjuntivitis; en los bronquios, el asma; en la piel, eccema o urticaria; y en el aparato digestivo, gastroenteritis alérgica.

Rinitis Alérgica

Consiste en la inflamación de las membranas mucosas de las fosas nasales y senos para-nasales. Sucede ya que la nariz es la primera barrera que dispone el organismo para evitar el ingreso de los aeroalérgenos.

Existen 2 tipos de rinitis: la estacional y la perenne. La primera aparece en las estaciones del año en que hay polen en el aire, como primavera y verano, mientras que la segunda se manifiesta durante todo el año y responde a la presencia de ácaros del polvo, así como hongos o pelos de animales.

Los síntomas son:

repetidos estornudos en serie de 20 o más, picazón de nariz, rinorrea (secreción nasal acuosa abundante) y obstrucción nasal, que es muy molesta porque al inflamarse la mucosa nasal, suele generarse dolor de cabeza y trastornos del sueño, así como sequedad de garganta y de la lengua al despertar. Incluso puede llegarse a perder el sentido del olfato y del gusto También afecta a los ojos, generando un lagrimeo constante. Afecta a un15% de la población, siendo asociado en un 50 % de los casos con el asma, y es más frecuente e intensa en la adolescencia.

Factores irritantes

Los síntomas de la rinitis alérgica estacional se inician cuando la densidad del polen en el aire alcanza los 50 gramos por metro cúbico, pero a medida que la inflamación aumenta, la cantidad de alérgeno necesario para causarla es menor, ya que la nariz y los ojos resultan excesivamente sensibilizados. También afectan mucho otros irritantes del aire, como la contaminación ambiental, el humo del tabaco, los perfumes penetrantes, los detergentes y los aerosoles (incluso si no se es alérgico a estas sustancias, hay sensibilidad debido a que la mucosa de la nariz y los ojos está hipersensibilizada).

Factores desencadenantes

El polen que procede de hierbas, malezas y árboles polinizados por el viento es el que incide más en la rinitis (no el de las flores, que es más pegajoso y lo transportan los insectos). En la primavera, aparece el polen de los árboles, luego, las gramíneas en verano y, ya cerca del otoño, los hongos aerógenos, entre los que se encuentran el Aspergillus y la Alternaria, que son muy frecuentes en el aire y pueden provocar crisis asmáticas muy intensas.

La temperatura también es un factor desencadenante, ya que el calor prolonga la estación de polen, la hierbas florecen antes y dejan de hacerlo más tarde. Algunos árboles también, como el abedul y hierbas como la ambrosía.

Respecto al clima, las flores de las hierbas se abren a primera hora de la mañana y liberan el polen. Si el día está caluroso, se eleva el polen en el aire y luego, al anochecer, cuando la superficie terrestre se enfría, las corrientes de convección cesan y el polen cae en forma de nube. En las zonas rurales la máxima concentración se registra hacia las 5 o 6 de la tarde, y en las zonas urbanas entre 7 y 8 de la tarde. Si la noche es tranquila, el polen se queda suspendido en el aire y alcanza otro alto nivel pasada la medianoche. En cambio, si llueve, las flores tardan más en abrir y el polen es menor.

Conjuntivitis Alérgica

Se caracteriza por el enrojecimiento de los ojos, lagrimeo o intenso prurito.
Se debe a que los granos de polen entran a los ojos, donde reaccionan con los mastocitos presentes en la conjuntiva, la membrana que recubre el blanco de los ojos y tapiza el interior del párpado. Si se acumulan partículas en el extremo interior del ojo, se tiende a frotarlo continuamente para eliminarlas, lo que provoca más irritación y picazón.

Asma

Se trata de episodios más o menos reiterados de obstrucción en las vías respiratorias, causadas por un espasmo de los músculos que rodean al bronquio y por la inflamación de sus paredes. También aumenta el catarro bronquial, por lo que se dificulta la respiración. Los síntomas son: dificultad para respirar, tos y silbidos en el pecho. Pueden ocurrir temprano en la vida, en la adolescencia o la adultez.

Puede deberse a un factor hereditario, sobre la cual intervienen factores del ambiente, sustancias alérgenas, virus respiratorios y la contaminación. De esta manera los bronquios se sensibilizan y se obstruyen cuando hay cambios climáticos, resfríos virales, exposición a alérgenos o ejercicios violentos.

Dermatitis Atópica o eccema.

Es una inflamación pruriginosa de la piel que puede ocurrir en cualquier zona del cuerpo, especialmente en la cara y el tronco de los recién nacidos y en las extremidades de los niños, además del cuello. Los adultos también la presentan y muchas vences está relacionada a la ingesta de ciertos alimentos, así como con los alergenos del aire.

Urticaria

La piel reacciona con picazón, inflamación y ronchas rojas, en algunas zonas o en todo el cuerpo, durando incluso días. La producen los alimentos, medicamentos, picaduras de insectos, etc.

Gastroenteritis Alérgica

Debido a una intolerancia a ciertos alimentos (leche, huevo, pescados y mariscos, tomate, frutos secos, cereales, etc.) o colorantes en estos se produce una reacción alérgicas en el aparato digestivo. Puede manifestarse como un síndrome oral (se hinchan o pican los labios, lengua y garganta). O puede desencadenarse en vómitos, náuseas, diarrea y dolor abdominal.

Cómo prevenir las alergias

Es fundamental alejarse de las sustancias alérgenas. Se pueden eliminar los peluches, alfombras u otros elementos que almacenen los alérgenos de la habitación. Es necesario revisar el medio ambiente para controlar estas sustancias.

En el caso de los alimentos, se deben evitar aquellos que causan la alergia. En caso de que no se pueda evitar el contacto con los alérgenos, un médico puede indicar un tratamiento o medicamento apropiado.

 

Contenido desarrollado por el pediatra Pedro Barreda.

babysec

Publicidad

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV