Reacciones Alérgicas en los niños

Una alergia es una respuesta anormal del sistema inmunológico a una sustancia exógena (denominada alérgeno), ante la cual, en forma natural, sería inofensiva para el organismo. Los alérgenos más comunes incluyen polen y veneno de insectos. Esta sección describe las alergias por alimentos y medicamentos.

Experto: Laura Orellana, inmunóloga de Clínica Avansalud

Alergia a alimentos

Las alergias a alimentos pueden ser las alergias más mal comprendidas de todas las alergias. Aproximadamente uno de cada tres estadounidenses cree que es alérgico a alimentos específicos. Sin embargo, sólo aproximadamente 2 por ciento de adultos y hasta 8 por ciento de niños tienen verdaderas alergias a los alimentos. La mayoría de los niños supera eventualmente la alergia.

Noventa por ciento de las alergias por alimentos en niños es causada por ciertas proteínas de la leche de vaca, huevos, maní, trigo, soya, pescado, marisco y nueces.

Otros alimentos que pueden causar problemas en adultos incluyen frutas rosáceas como la pera y manzana, frutos de la familia látex como el kiwi, piña, melón, papaya y el plátano. El chocolate, que por mucho tiempo se pensó que causaba alergias (particularmente en los niños) es actualmente una causa rara de alergia.

Los signos y síntomas de alergias por alimentos incluyen los siguientes:

  • Dolor abdominal, diarrea, náusea o vómito
  • Ronchas o hinchazón de los labios, ojos, cara, lengua o garganta
  • Desmayo o pérdida de conciencia
  • Congestión nasal y asma

Tratamiento de urgencia

Evitarlos es la mejor forma de prevenir una reacción alérgica.

Lea las etiquetas de los alimentos cuidadosamente y esté alerta a sustancias derivadas de alimentos a los cuales usted es alérgico. Ejemplo: El suero y la caseína son productos de la leche que se usan como aditivos.

Cuando seleccione alimentos sustitutos, tenga cuidado de seleccionar alimentos que proporcionen los nutrientes necesarios.

Si ha tenido una reacción grave, lleve una pulsera de alerta o cadena, que puede obtenerse en la mayoría de las farmacias. Pregunte al médico acerca de llevar con usted medicamentos de urgencia, como la epinefrina inyectable, y sepa cuándo y cómo usarla.

Aprenda las técnicas de rescate, y enséñelas a familiares y amigos.

Evaluación médica

Las alergias a los alimentos deben diagnosticarse a través de la evaluación del especialista en alergías: el inmunólogo.

  • La historia clínica de síntomas, incluyendo cuándo ocurren, cuáles alimentos causan problemas, y la cantidad de alimento necesario para desencadenar los síntomas.
  • Una Encuesta alimentaria o diario de los alimentos para identificar los hábitos alimenticios, los síntomas y el uso de medicamentos concomitantes.
  • Exploración física: evaluación de piel y mucosas, compromiso respiratorio
  • Exámenes: Las pruebas cutáneas utilizando extractos de alimentos y una prueba en la sangre que mide un anticuerpo llamado inmunoglobulina E (IgE) específica para el alimento implicado pueden ayudar. Ninguna prueba es 100 por ciento precisa. Pueden ser también útiles para determinar a cuáles alimentos no es usted alérgico.
  • Pruebas de provocación: que consiste en administrar el alimento sospechoso bajo control médico estricto de la reacción. Sin embargo, estas pruebas de provocación a los alimentos no deben utilizarse si ha tenido una reacción grave a un determinado alimento.

 

Para las reacciones leves, su médico puede prescribir antihistamínicos o pomadas para la piel.

Precaución

Las reacciones graves como la anafilaxia o el asma aguda pueden poner en peligro la vida. Estas reacciones son raras, pero lamentablemente impredecibles. La mayoría de reacciones están limitadas a erupción y ronchas. Sin embargo, esto no significa que puedan ignorar su evolución, por lo cual ante una reacción alérgica se debe acudir al servicio de urgencia más cercano para su atención y evaluación.

Cuidado con los niños

Las alergias a los alimentos son más comunes en los niños que en los adultos, por inmadurez de su sistema digestivo. Al madurar el sistema digestivo, es menos apto para permitir la absorción de alimentos que desencadenan alergias. Los niños superan típicamente las alergias a la leche, huevo, trigo y soya. Las alergias graves y las debidas a maní, nueces, pescado y mariscos, tienen mayor probabilidad de prolongarse durante toda la vida.

Tratamiento

Una vez identificado el alimento implicado en la reacción alérgica, evitarlos es la mejor forma de prevenir una nueva reacción.

Lea las etiquetas de los alimentos cuidadosamente y esté alerta a sustancias derivadas de alimentos a los cuales usted es alérgico. Ejemplo: El suero y la caseína son productos de la leche que se usan como aditivos.

Cuando seleccione alimentos sustitutos, tenga cuidado de seleccionar alimentos que proporcionen los nutrientes necesarios.

Si ha tenido una reacción grave, lleve una pulsera de alerta o cadena, que puede obtenerse en la mayoría de las farmacias. Pregunte al médico acerca de llevar con usted medicamentos de urgencia, como la epinefrina inyectable, y sepa cuándo y cómo usarla.

Aprenda las técnicas de rescate, y enséñelas a familiares y amigos.

Alergia a medicamentos

Casi cualquier medicamento puede causar una reacción adversa en algunas personas. Las reacciones a la mayoría de los medicamentos no son frecuentes, pero pueden variar de irritantes a aquellas que ponen en peligro la vida. Sin embargo, la mayoría son efectos secundarios de un determinado medicamento, caracterizados por resequedad de boca o fatiga. Algunas son efectos tóxicos de los medicamentos, como el daño al hígado. Otras reacciones no se comprenden bien. El médico determinará la naturaleza de las reacciones y lo que se debe hacer.

La penicilina y medicamentos similares son responsables de muchas reacciones alérgicas y varían de erupción leve a ronchas o anafilaxia inmediata. La mayoría de las reacciones son dermatosis leves.

Otros medicamentos que pueden causar reacciones incluyen las sulfas, otros antibióticos, los antinflamatorios y anticonvulsivantes. Todos estos medicamentos son comunes y útiles. Las reacciones ocurren en una minoría de la gente. Si usted está tomando uno de ellos y no tiene problemas, no lo suspenda.

Los signos y síntomas de las reacciones alérgicas a los medicamentos incluyen los siguientes:

  • Erupción cutánea, ronchas, prurito (picazón) generalizada.
  • Sibilancias y dificultad para respirar
  • Estado de shock (baja de presión arterial, taquicardia, pérdida de conocimiento)

Autocuidados

  • Evite los medicamentos que causan una respuesta alérgica.
  • Si tiene una reacción alérgica, aprenda el nombre de medicamentos relacionados.
  • Use una cadena de alerta en el cuello o un brazalete que indique su alergia.
  • Alerte a los médicos respecto a su hipersensibilidad antes del tratamiento.
  • Informe posibles reacciones al médico. Las reacciones pueden ocurrir días después de dejar de usar el medicamento.
  • Pida al médico medicamento para un caso de urgencia

Atención médica.

Vea a su médico si desarrolla erupción, comezón, ronchas o si sospecha que otros síntomas que presenta pueden deberse a un medicamento que está tomando.

Temas: ,

bebé atorado
Te puede interesar:

Atoros: Lo que necesitas saber para prevenirlos