Los mitos en torno al adecuado tratamiento para la pediculosis

comportamiento del bebé de un año

La pediculosis o piojos, sin duda alguna son una tortura para los niños durante sus primeros años de vida, y una preocupación para las mamás. Existe un alto grado de posibilidad de que tus pequeños sufran de esta infección cuando vayan al colegio, o se encuentren entre grandes grupos de niños.

¿Cuáles son los niños más propensos a tener piojos?

Estos afectan en especial a aquellos niños de entre 3 y 12 años debido a sus hábitos de juego y al hacinamiento infantil de las clases. Esta infección es más común en aquellos meses cercanos a la entrada a clases luego de vacaciones, algunos especialistas aseguran que el riesgo de contagio aumenta en épocas de calor y ambientes de humedad. Además, estos parásitos de apenas 2 ó 3 milímetros tienen predilección por el calor humano.

Mitos sobre los piojos

  • Algunos padres creen que cortándoles el cabello a sus hijos podrán terminar con la infección. Y la verdad no es así; sólo funcionaria si se rasura la cabeza del niño por completo, un método excesivo porque puede afectar su autoestima.
  • Algunas personas creen que la suciedad del pelo aumenta el riesgo de contagio, algo desmentido por los expertos puesto que los piojos no tienen nada que ver con la higiene, nivel socioeconómico o hábitos de vida, es más, suelen preferir el pelo limpio.
  • Muchos consideran que los piojos sólo estarán presentes en niños, y no es así. La pediculosis puede afectar tanto a menores como adultos, cuidadores, profesores e incluso a los propios médicos que les atienden.
  • Que todos los productos contra los piojos erradican el problema de inmediato es totalmente falso. Muchos productos ya no matan al piojo. Pues estos animalitos han creado su propio mecanismo de defensa.

La erradicación de los piojos se basa en tres pasos:

  • Aplicar una loción pediculicida sobre el cabello seco y, preferiblemente sucio, y cubrir la cabeza con un gorro durante unos 10 ó 15 minutos para después aclarar el cabello con abundante agua.
  • Aplicar champú pediculicida sobre el pelo mojado o humedecido y dejar actuar otros 10 ó 15 minutos.
  • Arrastrar los piojos y liendres muertas adheridas al cabello con una liendrera.

Recomendaciones

  • Los expertos aconsejar que cuando el niño comience a sentir picor en el cuero cabelludo, sobre todo si el afectado es menor de 2 años, se consulte al pediatra o al dermatólogo.
  • Si un niño tiene piojos se debe alertar al colegio, para informar de la situación y que se tomen las medidas preventivas oportunas y evitar así que el resto de niños se contagien.

Temas: , ,

Beneficios del desayuno en los niños
Te puede interesar:

Importancia del desayuno en los niños