Cómo regañar de forma constructiva

Cómo regañar de forma constructiva

Los regaños que conlleven a los gritos nunca van a ser una buena opción para educar a nuestros hijos, es cierto que en cualquier momento debemos corregirlos por cualquier acción cuestionable, pero el cómo lo hacemos es fundamental para criar a niños educados y felices.

Niña triste

Educar a nuestros hijos no es una tarea fácil. Cuando nos convertimos en madres no contamos con un manual perfecto que nos permita criar niños felices. Sin embargo nuestro instinto de madre siempre nos va a brindar la oportunidad de lograr que nuestros hijos sean bien educados y sobre todo llenos de alegría.  

Cuando nuestros pequeños cometan acciones que no están bien ante la sociedad debemos reprenderlo de una manera sabia:

  • Debemos tener mucho cuidado con las palabras que utilicemos, las reprimendas verbales deben usarse en ocasiones especiales, es decir, cuando un niño haya sobrepasado los límites establecidos.
  • Cada regaño debe ser educativo, pues la idea no es aterrorizar al niño, sino que entienda que lo que le estas diciendo tiene un fin: su bienestar.
  • No utilices palabras que lo hagan sentir heridos o humillados. Mide tu vocabulario antes de expresarte.
  • No grites, sin embargo trata de transmitir autoridad con el tono de voz.
  • No es aconsejable platicar con los niños delante de otras personas. Lo ideal es hacerlo en privado.
  • Es importante que escuches las razones por las cuales tu hijo cometió un error.
  • En cada regaño debes fomentar la reflexión. Debemos lograr que nuestros hijos tomen conciencia.
  • Debes utilizar un lenguaje que pueda ser entendido por el pequeño.
  • No establezcas comparaciones. Enfócate solo en él.
  • Debemos reprender la conducta que queremos corregir y no descargar en nuestros hijos el malhumor o estrés acumulado.
  • No debes hablar de su conducta con otras personas de forma descalificativa, eso lo puede hacer sentir muy mal.
  • Es fundamental que aplaudas sus avances, si vez que el pequeño ya no hace lo que le dijiste que no hicieras, hazle saber que te sientes feliz.



Relacionados

Cómo elegir un jardín de infancia
Te puede interesar:

Recomendaciones para elegir un buen jardín infantil