¿Sabes cómo ayudar a quienes han sufrido un aborto espontáneo?

qué es el aborto retenido

Los padres que están enfrentando el dolor de un aborto espontáneo, pueden sentir cierto rechazo hacia las personas que se encuentran a su alrededor. Te brindamos algunos consejos sobre cómo ayudar a los padres que están pasando por un proceso de aceptación.

  • Es vital que las personas más cercanas mantengan el contacto con la familia afectada.
  • Puedes hablar poco, un abrazo puede decir más que mil palabras.
  • Debes transmitirle a la madre aliento. Jamás le puedes transmitir lastima.
  • Cuando la madre esté dispuesta a hablar, escúchala, así repita en diferentes momentos lo mismo.
  • Debes comprender que las lágrimas son una respuesta sanadora y nunca animar a evitarlas.
  • Exprésele cómo se siente usted con respecto a la pérdida del bebé y cuán apenada se siente.
  • Pregúntele sobre  su experiencia, cómo se siente realmente y qué piensa sobre ello.
  • Debes entender el dolor del padre. Es importante que él se sienta comprendido.
  • Hágale entender que el duelo lleva su tiempo.
  • Asegúreles que como padres hicieron un buen trabajo.
  • Hazle entender de forma paciente, que ya vendrán nuevas posibilidades de embarazo.
  • Es importante salir a distraerse.
  • Si observas que su comportamiento empeora, contacta a un especialista.
  • Jamás menciones palabras como “aún eres joven  y puedes intentarlo otra vez” o  “la Naturaleza es muy sabia y es mejor así a que nazca con algún defecto”.
  • Hazla sentir capaz y útil.
  • Es importante motivar a la mujer a retomar su vida laboral.
  • La mejor manera de comenzar a consolar a tu amiga es simplemente preguntarle si hay algo que quiera hacer.
  • Es importante que cuando le digas que te gustaría hacer algo por ella, hagas lo que te pida.

¿Cuánto puede durar el duelo?

El duelo puede durar meses e incluso un año, todo va a depender de la ayuda y del amor que reciba la familia afectada. Lo importante es no dejar que la mujer caiga en un abismo.

Temas: , ,

Te puede interesar:

Pregorexia, anorexia durante el embarazo